Jesús Gómez, medalla de bronce en 1.500

Jesús Gómez
Jesús Gómez |@RFEA

El atleta burgalés Jesús Gómez se ha colgado la medalla de bronce en 1.500 metros de los campeonatos de Europa en pista cubierta de Torun (Polonia) con un tiempo de 3:38.47. En cuarto lugar llegó el granadino Ignacio Fontes que paró el cronómetro en 3:39.66.

El noruego Jakob Ingebrigtsen, máximo favorito, doblegó con una marca de 3:37.56 al defensor del título, el polaco Marcin Lewandowski (3:38.06) y a Gómez, que precedió en la meta a Fontes.

No hubo espacio para el cálculo. Lewandowski tomó la cabeza en los primeros metros pero ya en la segunda vuelta Ingebrigtsen imprimió un cambio brusco y solo el polaco puso seguir su estela, mientras por detrás Gómez reducía poco a poco la distancia.

Jakob pasó el mil en 2:26.72, llevando con el gancho a Lewandowski, que no lograba reducir esos metros que le había tomado el noruego y en la recta final arrojó la toalla: mirando atrás por si el campeón español le exigía un plus, se conformó con la medalla de plata. Fontes, campeón de Europa sub'23 en 2019, fue el mejor del grupo, progresando hasta el cuarto puesto en el esprint.

Husillos a la final de 400 metros con una marca de 46.26

Óscar Husillos |@rfea

El palentino Óscar Husillos, actual subcampeón europeo de 400 metros, volverá a pelear por las medallas techo al meterse en la final con un crono de 46.26 que le dio el segundo puesto en la primera semifinal.

El español sólo cedió ante el holandés Tony Van Diepen, que se impuso con 46.06, mientras el checo Pavel Maslak, uno de los favoritos, quedó eliminado, cuarto en la misma carrera de Husillos con 46.70.

El palentino, único español superviviente de los tres que competían en 400 (Samuel García y Lucas Búa cayeron en primera ronda), ha recuperado su mejor nivel y su habilidad para manejarse en el reducido espacio de la pista cubierta le inscriben otra vez en la lista de firmes candidatos al podio.

Toimil termina séptima en peso y vuelve a superar los 18 metros

Belén Toimil |RFEA

Toimil, campeona y plusmarquista española de peso, se clasificó séptima en la final, en la que volvió a superar la barrera de los 18 metros, con un lanzamiento de 18,01 en su último tiro.

Desde que la gijonesa Martina de la Puente, su predecesora como plusmarquista nacional, obtuvo el sexto puesto en Estocolmo'96, ninguna otra atleta española había disputado una final de peso.

Toimil se había metido en la final por la puerta grande. En su primer tiro de la ronda clasificatoria del jueves, con un lanzamiento de 18,64, reventó por 70 centímetros el récord nacional que llevaba 25 años en poder de Martina.

El primer título de los campeonatos se quedó en el país vecino gracias a la portuguesa Auriol Dongmo, campeona con 19,34 por delante de la sueca Fanny Roos (19,29) y de la alemana Christina Schwanitz (19,04). El récord de Europa y mundial (22,50) lleva 44 años en poder de la checoslovaca Helena Fibingerová.

Lucía Rodríguez, octava en la final de 3.000 con marca personal

Lucía Rodríguez |RFEA

La madrileña Lucía Rodríguez, debutante en la selección española absoluta, se ha clasificado octava en la final de 3.000 metros con un tiempo de 8:53.90 que constituye una nueva marca personal.

Rodríguez aguantó los dos primeros miles en el corte de las nueve primeras, al ritmo que marcaba la israelí Selamawit Bayoulgn, y sólo quedó rezagada a 600 metros del final. En las series ya había hecho marca personal con 8:56.71.

El título, con un tiempo de 8:46.43, fue para la británica Amy-Eloise Markovic, batiendo en el esprint a la francesa Alice Finot (8:46.54), que evitó el doblete británico arrojándose en los últimos metros para imponerse a Verity Ockenden (8:46.60).

Mariano y Pablo a semifinales de 800, el campeón De Arriba eliminado

Mariano García |@RFEA

El salmantino Álvaro de Arriba, que defendía título en los 800 metros de los campeonatos de Europa en pista cubierta, fue el único de los tres españoles eliminado en la primera ronda, que superaron Mariano García y Pablo Sánchez-Valladares.

De Arriba se colocó atrás en la primera serie, a la espalda del bosnio Amel Tuka, progresó hasta el tercer puesto en el penúltimo giro y cuando quiso batirse por las tres plazas de acceso a la final, no tuvo fuerzas, corriendo siempre por fuera. Llegó quinto con 1:49.99 en una carrera dominada por Tuka en 1:49.58. No había repesca por tiempos.

En la tercera serie salió Mariano García, cuarto hace dos años en Glasgow. Tras ejecutar el ritual de arrancar la moto -su seña de identidad-, se colocó segundo, a espaldas del belga Aurele Vandeputte, que pasó el 400 en 55.18. En la penúltima vuelta el español tomó la punta y, vigilando por el rabillo del ojo a sus rivales, se mantuvo firme hasta la meta. Se impuso con 1:49.86.

El tercer español, Sánchez-Valladares, compareció en la quinta serie. El madrileño tuvo que esprintar ya en la primera vuelta para avanzar posiciones desde la cola de grupo, se puso a rebufo del sueco Andreas Kramer y del polaco , que le precedieron en la meta. Su marca fue de 1:48.43.

Un cero en longitud arruina las esperanzas de récord de María Vicente

María Vicente |@rfea

Tres nulos de María Vicente en su mejor prueba del pentatlón, el salto de longitud, arruinaron las esperanzas de un nuevo récord nacional para la barcelonesa, que lo tenía muy cerca después de las tres primeras pruebas de los campeonatos de Europa.

Por la mañana, Vicente abrió la combinada con una marca de 8.31 en los 60 m vallas, a seis centésimas de su mejor registro. Fue la más lenta de la segunda serie en la salida (tardó 181 milésimas en dejar los tacos) y terminó quinta, con el mismo tiempo que en la primera serie había dado la victoria a la gran favorita, la campeona olímpica belga Nafissatou Thiam.

En la segunda disciplina, la altura, la discípula de Ramón Cid se quedó, con un salto de 1,77, a un centímetro de su mejor marca, y en el peso, tal vez su disciplina más floja, llevó su registro personal hasta los 12,40 metros, situándose octava en la general, a falta de la longitud (su mejor prueba) y la carrera de 800 metros.