El Real Madrid hace ante el City un nuevo ejercicio de supervivencia

  • No hay nada capaz de destruir al Real Madrid en Europa
Benzema ante el Manchester City
Benzema ante el Manchester City |EFE

No hay club en el mundo con mayor capacidad para levantarse de la lona que el Real Madrid en la Liga de Campeones. Tras el peor arranque posible de semifinales, con una alarmante debilidad defensiva, realizó un nuevo ejercicio de supervivencia que le permitió salir vivo del Etihad y, pese a la derrota, hacer que todo se decida en el Santiago Bernabéu.

Sin Casemiro y el equilibrio que aporta su presencia al equipo, sorprendió Carlo Ancelotti por su valentía. No especuló el técnico italiano y renunció a jugar con cuatro medios. Se esperaba la entrada de Eduardo Camavinga pero fue Rodrygo el que apareció de inicio con un 4-3-3 que hizo aguas.

4-3. El Bernabéu decidirá tras la locura del Etihad
4-3. El Bernabéu decidirá tras la locura del Etihad
4-3. El Bernabéu decidirá tras la locura del Etihad

4-3. El Bernabéu decidirá tras la locura del Etihad

De la invitación al intercambio de golpes salió tocado el Real Madrid de inicio. Pasaba de los regalos de Raphael Varane en su último presencia en semifinales, ante el Chelsea el pasado curso, a errores defensivos colectivos de gravedad.

La falta de ayudas de Vinícius a Ferland Mendy, la imagen desconocida de un David Alaba que pagó jugar sin estar al cien por cien, las malas decisiones de Militao, los repliegues tardíos de Dani Carvajal.

Ancelotti: "Estamos vivos pero tenemos que defender mejor"
Ancelotti: "Estamos vivos pero tenemos que defender mejor"
Ancelotti: "Estamos vivos pero tenemos que defender mejor"

Ancelotti: "Estamos vivos pero tenemos que defender mejor"

Le faltó al equipo de Ancelotti contundencia defensiva, se perdieron duelos individuales, estuvieron lentos los centrales y desubicados, sin rigor táctico, y faltó agresividad. La primera falta la cometió el conjunto madridista a los 39 minutos, por una carga con el hombro de Vinícius.

Pero no hay nada capaz de destruir al Real Madrid en Europa. Ni encajar gol en la primera llegada del City en el partido. Ni verse dos tantos por debajo en once minutos, de nuevo víctima de Gabriel Jesús como hace dos años en la eliminación en octavos. El Etihad seguirá siendo terreno sin conquistar pero asistió a un ejercicio de resistencia liderado por Karim Benzema.

Vinicius: “Salimos con la cabeza erguida pese a la derrota”
Vinicius: “Salimos con la cabeza erguida pese a la derrota”
Vinicius: “Salimos con la cabeza erguida pese a la derrota”

Vinicius: “Salimos con la cabeza erguida pese a la derrota”

Cuando la eliminatoria se pudo ir sentenciada al descanso, con las ocasiones perdonadas por Foden y Mahrez, Benzema ya había salido al rescate con un zurdazo con el que alcanzaba por primera vez en su carrera 40 goles en una temporada.

Incluso puso un balón a la cabeza de Alaba que bien pudo significar el empate. Asegura Ancelotti que nunca fuerza a un jugador que no está para jugar pero el austríaco demostró en el césped que no estaba. Aguantó 45 minutos. Lento en la marca, señalado en el segundo tanto por una mala decisión en la anticipación y la falta de reacción.

Así vivimos en Onda Madrid la loca noche de Manchester
Así vivimos en Onda Madrid la loca noche de Manchester
Así vivimos en Onda Madrid la loca noche de Manchester

Así vivimos en Onda Madrid la loca noche de Manchester

En el pulso táctico y el invento de Pep Guardiola con el movimiento de sus jugadores de ataque, la irrupción de Kevin de Bruyne al espacio, haciendo siempre daño en la zona del 9, Ancelotti probó tres sistemas. Del valiente 4-3-3 paso a un 4-2-3-1 con un doble pivote claro formado por Fede Valverde y Toni Kroos, para acabar con un 4-4-2 con la entrada de Camavinga, que tampoco aportó la seguridad deseada.

La inferioridad mostrada en gran parte del duelo no costó la eliminación a un Real Madrid con mentalidad de hierro que se sobrepone a situaciones adversas. Hasta en tres ocasiones lo hizo en el partido. Tras el tanto de Benzema fue la carrera toda la banda de Vinícius, atacando un punto débil del City que pudo explotar más, Fernandinho en el lateral derecho por las bajas, la que devolvió la esperanza.

Real Madrid, la obsesión de Guardiola
Real Madrid, la obsesión de Guardiola
Real Madrid, la obsesión de Guardiola

Real Madrid, la obsesión de Guardiola

Y el broche lo puso Karim con una demostración de personalidad. El penalti a lo Panenka pasa a ser uno de los grandes recuerdos de un jugador que ya es leyenda madridista y va camino de superar numerosos récords.

Al delantero que buena parte de su carrera se le acusó de falta de gol, suma 41 en 41 partidos este curso. El mejor jugador en LaLiga Santander y máximo goleador de la Champions con trece tantos en diez encuentros, nueve en las eliminatorias, en los momentos en los que aparecen los grandes líderes.

Recomendamos