Carrasco y Hermoso dan positivo por covid-19

Hermoso y Carrasco
Hermoso y Carrasco |@atleti

Ni el extremo Yannick Carrasco ni el defensa Mario Hermoso, futbolistas del Atlético de Madrid, estarán a disposición de Diego Simeone para el partido de este domingo en Cádiz, una vez que la nueva PCR confirmó sendos positivos por covid-19 tras el resultado no concluyente del test del día anterior.

Ambos jugadores "permanecen aislados desde ayer en sus respectivos domicilios cumpliendo estrictamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias y del protocolo de LaLiga.

Oblak : "Va a llegar el momento de levantar la Champions"
Oblak : "Va a llegar el momento de levantar la Champions"
Oblak : "Va a llegar el momento de levantar la Champions"

Oblak : "Va a llegar el momento de levantar la Champions"

Los servicios médicos del club se encuentran en permanente contacto con los responsables de LaLiga y de su laboratorio oficial", anunció el club rojiblanco antes del entrenamiento matutino de este sábado.

Ni Carrasco ni Hermoso se ejercitaron ya este viernes. El resto de la plantilla ha dado negativo en los test del viernes, con lo que están a disposición del técnico para el duelo contra el Cádiz, en el que Diego Simeone deberá suplir dos bajas transcendentes, una vez que tanto el atacante belga como el central figuraban en sus planes para la alineación titular para el choque del domingo.

A Carrasco lo sustituirá bien con Sime Vrsaljko o bien con Marcos Llorente por la banda derecha por la que había ideado ubicarlo en el encuentro de este domingo; a Hermoso lo reemplazará, en principio, con Felipe Monteiro, su recambio natural si apuesta de nuevo por el 3-5-2. Si Llorente va a la derecha, Lucas Torreira entrará en el medio centro titular, según las pruebas del técnico el viernes.

El equipo, mientras, completará este sábado su último entrenamiento previo al viaje a Cádiz y al encuentro de este domingo, en el que, además de las bajas de Mario Hermoso y Yannick Carrasco, también se suma la conocida de Kieran Trippier, sancionado a nivel mundial hasta el 28 de febrero por la Federación Inglesa.