Madrid prohíbe las reuniones en domicilios entre personas no convivientes

Una mujer se somete a un test de antígenos en Madrid
Una mujer se somete a un test de antígenos en Madrid |EFE

La Comunidad de Madrid ha decidido que desde este lunes 25 de enero solo puedan reunirse en los domicilios y espacios cerrados de la región personas convivientes, por lo que prohíbe reuniones entre personas que no vivan bajo el mismo techo. Esta medida se prolongará al menos hasta el 7 de febrero, inclusive.

Las reuniones se prohíben en las casas salvo las excepciones que tienen que ver con el cuidado, la atención o el acompañamiento de personas menores de edad, mayores o dependientes con discapacidad.

Así lo ha confirmado este viernes la Consejería de Sanidad, una medida que ya hace una semana indicó que estaba en estudio, pendiente de que los servicios jurídicos del Gobierno regional confirmasen si era posible llevarla a cabo.

La Comunidad de Madrid ha expresado en las últimas semanas que el incremento de casos de coronavirus en la región se ha debido principalmente por las reuniones familiares con motivo de las fiestas navideñas.

De hecho, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, reclamó este jueves en la Asamblea de Madrid más compromiso por parte de todos para contener la expansión del coronavirus, que durante la Navidad ha experimentado un aumento de brotes en familias y reuniones en domicilios al pasar de suponer el 29% del total de contagios hasta el 27 de diciembre a representar el 57% en la semana del 10 de enero.

Ayuso explica el aumento de casos en "los brotes familiares, en reuniones en domicilios y por culpa de la cepa británica"

Durante el pleno extraordinario en la Asamblea de Madrid, Ayuso ha pedido "ser conscientes" de dónde y cómo se ha propagado el virus estas fiestas: "En brotes familiares, en reuniones en domicilios y por culpa de la cepa británica, que es la que está multiplicando ahora mismo los casos en todo el país".

La prohibición de reuniones entre no convivientes también se extiende a otros espacios interiores como bares y restaurantes. Desde este lunes 25 de enero, solo se podrán sentarse en una mesa 4 personas en locales de hostelería.