Trabajadores de Ifema advierten que el ERTE "pone en peligro" Fitur 2021

Estación de metro de Ifema
Estación de metro de Ifema

CCOO, UGT y el Comité de empresa de Ifema iniciarán el 26 de febrero unas movilizaciones semanales contra el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que la dirección comenzó a aplicar ayer y que afecta a sus cerca de 400 trabajadores, dejando un escenario “evidentemente pone en peligro” la feria de Fitur 2021, prevista entre el 19 y el 23 de mayo.

La primera concentración será el 26 de febrero frente a la sede del Gobierno regional, en la Puerta de Sol, y posteriormente se alternará cada semana en el entorno del Ayuntamiento y el del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid.

Así lo han dicho esta mañana los representantes sindicales y de los trabajadores en una rueda de prensa en la que han denunciado que este ERTE por minoración de actividad, que entró en vigor ayer y que, según sus cifras, afecta al 50 por ciento de la plantilla, es un “desastre” y “no ha sido negociado en ningún momento”.

Tampoco descartan convocar una huelga si no se revoca esta situación, aunque confían en que las administraciones “lo retiren antes de llegar a eso”, para lo que solicitan reunirse con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, para “explicarle lo que está pasando”.

Ifema asegura que el ERTE afecta a toda la plantilla

Por su parte, fuentes de Ifema han asegurado a Efe que el ERTE afecta a toda la plantilla, aunque “con distintos grados de afectación, dependiendo del volumen” de trabajo de cada equipo.

Pese a todo, los sindicatos y el Comité de empresa aseguran que se trata de unas condiciones “salvajes” que “frenan la actividad” de Ifema, lo que perjudicará a las ferias futuras en las que llevan meses trabajando y que “no saben si se podrán mantener” bajo estas condiciones.

También han indicado que van a estudiar los aspectos jurídicos de este expediente y la posibilidad de emprender la impugnación del ERTE, al que le encuentran “un afán privatizador”.

En la rueda de prensa, el presidente del Comité de empresa, Carlos Rodríguez (UGT), ha apuntado que los trabajadores y sindicatos “rechazan totalmente” el ERTE de Ifema, porque este centro es “el segundo motor económico de Madrid”, con una repercusión económica “exagerada” para la región.

Por su parte, los portavoces de CCOO y CSIT en Ifema, Pedro Rosillo y Luis Domínguez, respectivamente, han reprobado que se implante un ERTE por cese de actividad, pese a que “los motores internos” de esta entidad “siempre están funcionando”, porque una feria tarda alrededor de seis meses en prepararse.

Rosillo ha destacado que el ERTE está promovido desde el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, los “socios o dueños mayoritarios de la institución”, y ha puesto el acento en que el Gobierno regional “se niega a pagar las facturas del Hospital de campaña” que montó en Ifema durante la pandemia.

Desde Ifema han confirmado que el Gobierno autonómico no ha emitido todavía ningún pago por ese "hospital de Ifema", ante lo que los trabajadores denuncian que ello contribuye a que el centro se enfrente a un 2021 "más complicado y más difícil de sacar adelante”.