4ª de la Feria de San Isidro 2018: Rebelión en las Ventas

Prosigue la Feria de San Isidro en la plaza de Las Ventas donde ayer Fortes protagonizó lo mejor de la tarde. El público pidió una oreja para el torero que el palco le negó, lo que provocó una auténtica rebelión en los tendidos.

No consideró el Usía que fuera faena de oreja. Y lo que es peor tampoco que había petición mayoritaria. Y Las Ventas se rebeló. Sucedió que el sexto de Pedraza de Yeltes se dejó con sosería y que la sal que le faltaba la puso Fortes, quien dijo para si: "o por una o por otra".

El toro no era de puerta grande, pero cuando un torero está dispuesto, no le importa hacerlo todo. Así corregía la colocación del astado con toques por detras, y se ponía donde los toros no perdonan, incluso hasta recibir canela fina en forma de voltereta. Y así, poco a poco, uno a uno, muy firme, muy dispuesto, pegandose el arrimón transmitió al tendido toda la emoción como para que se pusiera a su favor.

Tras unos ayudados por alto pasaportó de una entera que hizo que el respetable iniciara una petición a más. Y el palco que nones. Y el publico que reivindicaba su derecho democrático de pedir el primer trofeo. Y el presidente que nones.

Arrastraron las mulillas al toro y llovieron almohadillas, mal hecho porque es algo que está prohibido, y obligaron a Fortes a dar dos vueltas al ruedo y convertirlo en el heroe de la tarde, que por lo demás poco tuvo de destacable, Escribano, silencio en los dos y Luque, por mor de unos pedraza bajos, muy bajos de casta que propiciaron la rebelión.

Y para esta tarde, primer festejo de rejones del ciclo con toros de Fermin Bohórquez para Martin Burgos, Rui Fernández, Joau Moura, Leonardo Hernández, Andrés Romero y Joau Telles.