La corona de la Almudena, el postre típico de la festividad madrileña

La corona de la Almudena, el postre típico de la festividad madrileña

La Festividad de "la Virgen de la Almudena" llega a Madrid "con su postre típico, la corona de la Almudena", "un brioche que lleva naranja y vainilla y que en apariencia se asemeja al roscón, pero según han contado en la Pastelería Nunos, "aunque la gente no la conoce tanto, cuando la van probando ven el sabor que tiene y cada día tiene más adictos".

El maestro pastelero de Pastelería Nunos, José Fernández, ha explicado en declaraciones a Europa Press, que "la corona, es mucho más liviana que el roscón", ya que "su masa es mas ligera y no lleva agua de azahar".

Receta

En Nunos han detallado la receta que utilizan para elaborar la corona y nos han mostrado su proceso de elaboración. "Lo suyo es abrirla, calarla con un almíbar de naranja, ponerle crema pastelera, tostar esa crema con pala incandescente y luego rellenarla de nata", ha relatado Fernández.

Esa sería la corona más típica o característica, pero según han contado desde Nunos, "hay gente que la toma sola (siempre calada con almíbar de naranja)", o bien "la rellena con trufa o cabello de ángel".

La corona de la Almudena lleva "unos 40 años de vida", desde que la creó la Asociación de Pasteleros de Madrid, porque, según argumenta el pastelero, "la novia de Madrid no tenía su postre típico y entonces sacaron la Corona.

Este postre convive en fechas en la pastelería "con los tradicionales buñuelos y huesos de santo" que siguen vendiéndose "unos quince días después del día 1 de noviembre" y con los dulces navideños que se empiezan a ofrecer ya en estas fechas y, aunque según Fernández, "no tiene nada que ver con las ventas de reyes", sí hay mucha gente que se acerca en esto días a comprarlas.