Miles de madrileños se vuelcan con la Virgen de la Almudena

Miles de madrileños se vuelcan con la Virgen de la Almudena

Miles de madrileños se vuelcan con la Virgen de la Almudena que ha procesionado por la calles de la capital en su día grande. En Telemadrid hemos retransmitido los actos de homenaje a la Patrona de Madrid. Ofrenda floral, misa en la Plaza Mayor y procesión por las calles del centro. Ochenta anderos de la hermandad de Jesús el Pobre se han turnado para llevar a la Virgen, para regresar después de a la catedral.

Un día de emoción, en el que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha renovado el tradicional Voto de la Villa a la Virgen de la Almudena, a la que ha pedido "la gracia de vivir en paz, en tolerancia y en concordia" y que libre a los madrileños "de las discordias estériles cuyas primeras víctimas son siempre los más desfavorecidos".

Así lo ha dicho en la misa celebrada en la Plaza Mayor en su honor, que, según la tradición, fue quien salvó a la capital de unas graves inundaciones que padecieron los madrileños en 1646.

El regidor popular ha rogado a la Virgen que "proteja" y "ayude" a las familias, "en especial para que se mantengan unidas", y que "a ningún ciudadanos le falten el empleo ni los recursos necesarios para vivir dignamente".

Le ha implorado también que ayude a la ciudad a "seguir siendo patria y tierra de acogida para todos los que buscan libertad y prosperidad".

En el altar provisional que se ha montado en la Plaza Mayor, donde se han congregado más de 5.000 fieles, se podía leer el lema 'Con María, misioneros en Madrid', y se ha celebrado la eucaristía bajo un cielo encapotado y con temperaturas típicamente otoñales.

La homilía ha estado dirigida por el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, que ha llamado a "recuperar el encuentro y la reconciliación" a través del "instrumento más apropiado" para ello, que es "el diálogo", y recordando que para "vivir reconciliados" hay que "saber pedir perdón al hermano".

Concluida la misa, los feligreses han abandonado poco a poco sus asientos de la Plaza Mayor y ha comenzado la procesión hasta la Catedral de la Almudena.

Allí ha regresado la talla de la Virgen, que ha lucido este año un manto de tisú de oro con cenefa bordada con castillos y leones, de 1833, donado por la madre de Isabel II, la reina gobernadora María Cristina.

Además, la patrona de Madrid ha marchado con el bastón de mando del alcalde, quien lo donó el pasado 8 de septiembre al recibir medalla de honor de la Real Esclavitud de Santa María la Real de la Almudena.

Antes de la homilía, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido a la Virgen que a partir del lunes "España sea un país que sigue caminando unido, donde hay más convivencia y más diálogo entre todos los políticos".

El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, ha pedido a la Virgen "salud para todos los madrileños", al tiempo que ha manifestado el compromiso del Gobierno de "seguir trabajando para cuidar las tradiciones, para cuidar la cultura y para cuidar todo aquello que nos hace ser lo que hoy somos".

Por su parte, la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, ha pedido a la patrona de la capital "salud" y "ayudar a que todos los madrileños puedan vivir mejor".

Entre las autoridades presentes en el acto han estado el presidente de la Asamblea (Juan Trinidad), los consejeros de Justicia, Interior y Víctimas (Enrique López) y Sanidad (Enrique Ruiz Escudero); el portavoz de Vox en el Congreso (Iván Espinosa de los Monteros); los portavoces en el Ayuntamiento de Más Madrid (Marta Higueras) y Vox (Javier Ortega Smith) y los portavoces en la Asamblea del PSOE (Ángel Gabilondo), PP (Alfonso Serrano) y Vox (Rocío Monasterio).