La cara amable de las fuerzas de seguridad

La cara amable de las fuerzas de seguridad

En esta crisis estamos conociendo una cara de las fuerzas de seguridad que nada tiene que ver con sus funciones pero que está siendo muy agradecida. Sobre todo, entre los más pequeños.

Felicitan el cumpleaños a los niños y mayores. Agradecen a los ciudadanos el confinamiento y suben a tu terraza para decirte que quedarte en casa es de campeones.

Los otros héroes de esta crisis

Ayudan a desinfectar edificios, convierten un vehículo antidisturbios en una gran fumigadora y llevan comida a núcleos apartados y diseminados de difícil acceso.

Por eso no es extraño que reciban el aplauso unánime de los ciudadanos. Ellos también son los héroes de esta crisis.