Abierta la tumba del visir Mahu, joya del Antiguo Egipto

En Egipto, después de permanecer inalterada durante 4.500 años, acaba de ser abierta al público la tumba del visir Mahu, un alto funcionario de la sexta dinastía.

Su magnífico estado de conservación y los bellos jeroglíficos que la adornar, hacen de esta tumba algo excepcional.

Es una de las más hermosas de todo el Imperio Antiguo.

En 1940, unos niños que jugaban cerca de la pirámide escalonada de Zoser, el monumento de piedra más antiguo del mundo, encontraron accidentalmente una tumba subterránea.

Desde su construcción, había pasado desapercibida para los ladrones de tumbas primero, y luego los arqueólogos.

Es el lugar del último descanso de Mahu, visir en la corte real de la sexta dinastía. Su magnífico estado de conservación, y el hecho de que sea una lujosa tumba de un funcionario no perteneciente a la familia real, la hace excepcional.

Las paredes están decoradas con una hermosa serie de jeroglíficos que muestran escenas de la vida diaria del Antiguo Egipto, como el trabajo en metal, la pesca y la caza o la recolección de la cosecha. también la diversión, como el baile y las acrobacias.

"Los frescos de vivos colores, los bajorrelieves y los bellos jeroglíficos", dice Mustafá Waziri, secretario general del consejo supremo de antigüedades, "hace de esta tumba una de las más bonitas y completas del imperio antiguo".

La tumba acaba de ser abierta al público tras permanecer ignorada 4.500 años.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Arqueología