Los residuos de 775.000 habitantes del Este comenzarán a llegar a Valdemingómez este sábado

Los residuos de 775.000 habitantes del Este comenzarán a llegar a Valdemingómez este sábado

El presidente de la Mancomunidad del Este y el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha agradecido la ayuda del Ayuntamiento de Madrid al asumir de manera temporal la gestión de los residuos de los 31 municipios del Corredor del Henares que se agrupan en esta entidad. "Quiero agradecer en nombre de los 31 municipios que forman parte de la Mancomunidad del Este la ayuda que nos brinda el Ayuntamiento de Madrid al permitir utilizar de manera temporal el PTV de Valdemingómez", ha escrito Rodríguez Palacios en su cuenta de Twitter.

Los residuos de los más de 775.000 habitantes de los 31 municipios del este comenzarán a llegar a Valdemingómez desde este sábado 28 de diciembre.

El Consistorio madrileño ha dado luz verde al uso de la planta de Valdemingómez, en Vallecas. Se admitirán como máximo 220.000 toneladas en doce meses y que únicamente se tratarán los residuos domésticos procedentes de la recogida domiciliaria excluyendo los peligrosos o no autorizados para su tratamiento. Los residuos deberán llegar debidamente identificados.

El grupo municipal de Más Madrid en el Ayuntamiento pedirá "medidas cautelares a los juzgados" para "suspender" la decisión del Gobierno local de asumir en la planta de Valdemingómez "de manera transitoria y excepcional" la gestión de los residuos de los 31 municipios de la Mancomunidad del Este.

El portavoz socialista de Medio Ambiente y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Alfredo González, ha destacado que el 'sí' del área que dirige Borja Carabante a que Valdemingómez reciba los residuos de la Mancomunidad del Este se ha tomado sin informes de impacto, sin consultar a los distritos afectados y todo ello ante Cs, que se ha mostrado como una "máquina de cambiar de opinión".

El PSOE carga contra la "nefasta gestión de la Comunidad, el incumplimiento del Gobierno municipal con los acuerdos de Pleno y evidencia a Villacís y Cs como una auténtica máquina de cambiar de opinión, de confundir y de engañar a los vecinos de Madrid".