Los locales de apuestas se multiplican por Madrid

Los locales de apuestas se multiplican en Madrid y su cara más amarga la ludopatía, se dispara. El registro de prohibidos, de personas que solicitan no poder aceder a estos locales para apostar, tiene cerca de 18.000 inscritos. En Madrid, el gasto en apuestas supera los 380 millones al año.

Las tragaperras forman parte del decorado habitual de los bares madrileños. Pero también son parte de una epidemia moderna. La ludopatía vuelve a crecer de la mano de las nuevas casas de apuestas. Las cifras se disparan. Y no las de los premios

En 2013 había 4.227 ciudadanos inscritos en el registro de prohibidos. Es decir, aquellos que solicitan que se les impida el acceso a este tipo de locales, por su incapacidad para resistirse a apostar. En 2017 eran 7.735, un 320% más.

El número de locales también se ha disparado en este lustro. De 257 a 416. Y la mayoría, no por casualidad, se sitúan en zonas humildes de nuestra región.

Obviamente, el dinero que se gasta también crece. Ya son 384 millones de euros, casi el doble que hace cinco años.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia