La caída de la cornisa podría haber afectado a una viga del edificio de Carabanchel que sigue desalojado

La caída de la cornisa podría haber afectado a una viga del edificio de Carabanchel que sigue desalojado

Siguen sin poder regresar a sus casas los vecinos del edificio en Carabanchel cuya cornisa se desplomaba a mediodía de este lunes sobre la calle General Ricardos. Son unas trece personas las que han sido desalojadas de manera provisional.

Los técnicos creen que una de las vigas de su estructura está afectada y podrían correr peligro. Tres personas han resultado heridas leves por la caída de cascotes y piedras y han sido trasladados a los hospitales Clínico y Gómez Ulla.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han desalojado de manera provisional el edificio tras revisar el inmueble y apreciar que estaba afectada "una viga principal de la primera planta".

"Un milagro"

La cornisa pertenece a un edificio con entrada en la calle Toboso número 11, pero que también tiene una fachada a la calle General Ricardos, donde se precipitaron los cascotes.

El Samur Social ha ofrecido alojamiento a los vecinos que no tengan adonde ir, ha explicado la portavoz. Por su parte, los viandantes y testigos del desplome de la cornisa relatan a Telemadrid cómo ha sido el suceso y se muestran sorprendidos favorablemente de que sólo tres personas hayan resultado heridas leves. "Ha sido un milagro", dicen.