Una concentración en Lavapiés recuerda a Mbaye como "víctima del racismo institucional"

Una concentración en Lavapiés recuerda a Mbaye como "víctima del racismo institucional"

Varios cientos de personas se han concentrado este viernes en el madrileño barrio de Lavapiés para recordar a Mame Mbaye y han colocado una placa simbólica en la calle Oso, donde murió el mantero de un paro cardiaco hace un año, en la que se le califica de "víctima del racismo institucional".

Desde las seis de la tarde, decenas de personas se han reunido en la plaza de Nelson Mandela, con pancartas en los que se podían leían lemas como 'Papeles para todos sin contrato', 'Ayuntamiento racista' o '¿Quién repara nuestro dolor?'.

Los asistentes, convocados por el sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, se han desplazado desde la plaza Nelson Mandela hasta el punto donde se desplomó Mbabe coreando consignas como "Ningún ser humano es ilegal" o "Mame, hermano, no te olvidamos". En ese punto, un grupo los organizadores han cantado unos versos del Corán en su recuerdo.

La placa ha sido colocada en la intersección entre la calle Oso y la calle del Mesón de Paredes y en ella se puede leer: "En esta calle murió el 15 de marzo de 2018 Mame Mbaye, víctima del racismo institucional del Estado español".

Durante el acto se ha leído un manifiesto en honor del mantero en el que se ha cargado contra la Ley de Extranjería por "hacer daño" y se ha reclamado que "se deje de poner a los manteros sobre la mesa para hacer campaña electoral". Además, también se ha leído un manifiesto en el que se ha homenajeado a las 40 víctimas de los dos atentados terroristas perpretados este jueves contra dos mezquitas en Nueva Zelanda.

Los concejales del Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) Rommy Arce y Pablo Carmona, han asistido a la concentración.

Mbaye murió la tarde del 15 de marzo de 2018 por un ataque al corazón --como luego determinó la autopsia por causas congénitas--, cerca de su casa. Allí comenzó a llegó encontrarse mal y fue auxiliado por varias personas y luego por policías municipales.

Sin embargo, la presencia policial y mensajes lanzados en redes sociales asegurando que había fallecido víctima de una persecución policial. Esto generó un clima de tensión que acabó con la concentración de cientos de personas en Lavapiés y disturbios esa noche en las calles del barrio, con numerosos daños en el mobiliario urbano.

El portavoz del Sindicato de Manteros, Serigne Mbaye, ha declarado que Mame Mbaye "llevaba doce años en Madrid, pero nunca tuvo la oportunidad de ser considerado un ciudadano con todos los derechos por el Estado", y si bien "odiaba vender", el top manta "era la única alternativa para sobervivir que tenía a su alcance".

Por su parte, el representante de la Asociación de los Inmigrantes Senegaleses en España Cheikh N'Diaye ha señalado que el de Mbaye no fue "un caso aislado", sino el fruto de la "sistemática vulneración de los derechos a los manteros", y ha asegurado que la Ley de Extranjería es "una ley que mata".

Mejores Momentos

Programas Completos