Valoran el estado mental de la madre de los niños de Godella

Valoran el estado mental de la madre de los niños de Godella

La madre de los dos menores hallados muertos en Godella y sospechosa de este crimen ha sido trasladada a un centro hospitalario para que se determine, por parte de especialistas, si está en condiciones mentales de prestar declaración, según han informado a EFE fuentes de la investigación.

Tanto la madre como el padre de los niños, uno de tres años y medio y su hermana de cinco meses, han sido detenidos como sospechosos de un delito de homicidio y previsiblemente serán puestos este sábado a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Paterna, que ha decretado el secreto de las actuaciones.

El objeto del análisis psicológico al que será sometida la madre servirá para determinar si se encuentra en condiciones mentales de prestar declaración, sin perjuicio de que en un futuro y en caso de que se solicite por la autoridad judicial, pueda ser sometida a nuevas pruebas, por parte de médicos forenses, con el fin de valorar su imputabilidad.

Los resultados de la autopsia que se practique a los menores determinará el motivo de su fallecimiento que, por el momento, no ha sido concretado por la Guardia Civil, que lleva las investigaciones.

Jornada de luto

Las localidades valencianas de Rocafort y Godella han vivido hoy la primera de las tres jornadas de luto por el asesinato de dos niños ayer supuestamente a manos de sus padres, a la espera de que pueda esclarecer el crimen.

Aunque la Guardia Civil detuvo ayer únicamente a la madre, también hoy lo ha sido el padre.

Las víctimas, un niño de tres años y medio y su hermana de apenas cinco meses, habían sido objeto de seguimiento con anterioridad por parte de la Policía Local de Godella, localidad en la que residían (si bien el mayor estaba escolarizado en el vecino municipio de Rocafort), tras un aviso recibido por familiares.

Según ha explicado hoy la alcaldesa de la localidad, Eva Sanchis, en una comparecencia en la que no ha admitido preguntas, los agentes constataron que el aviso respondía a un "conflicto relacional con miembros de la familia extensa" y que tanto los padres como los menores "estaban en buenas condiciones".

Durante la mañana de hoy, la policía científica ha continuado con sus pesquisas en la zona, especialmente en el interior de la casa abandonada, que la familia ocupaba de forma ilegal, y de las inmediaciones de los dos lugares en los que los menores fueron enterrados. En una de las fachadas de ese inmueble, situado en una zona aislada y que presenta un gran deterioro, se puede leer la frase "Vais a moror todis" (sic) pintada sobre un gran boquete.

Hoy se ha sabido, además, que la madre de los menores fue detenida por la Policía Nacional el 9 de junio de 2011 en las inmediaciones de Les Corts, donde se manifestaba durante una protesta de los "indignados" del 15-M coincidiendo con la sesión constitutiva de la octava legislatura del parlamento autonómico.

El Ayuntamiento de Rocafort tiene constancia de que el año pasado la madre de los niños trabajó durante tres meses, mientras estaba embarazada, como auxiliar de limpieza, a través de la bolsa de trabajo municipal en la que están inscritas un centenar de personas. Además, cumplió hace años en la biblioteca de Rocafort una pena de trabajos en beneficio de la comunidad, mientras que el padre estuvo trabajando en un restaurante de este municipio.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Homicidio