Sánchez ve "altamente decepcionante" el presupuesto comunitario

Sánchez ve "altamente decepcionante" el presupuesto comunitario

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, consideró este jueves "altamente decepcionante" la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, para el presupuesto a largo plazo de la Unión Europea (UE), que contempla recortes en partidas clave para España, como cohesión o agricultura.

El presidente del Ejecutivo subrayó en Bruselas a su llegada a la cumbre europea que "no comparte muchos aspectos que se han planteado" en esta propuesta base, ya que, afirmó, "reduce de manera bastante importante políticas fundamentales para España". Las políticas de cohesión se enfrentan un posible recorte del 12,1%, y las vinculadas a la Política Agraria Común a una reducción del 14%.

"Si hablamos de prioridades, evidentemente el cambio climático, la educación, el Erasmus, la PAC, los fondos de cohesión, las políticas vinculadas al pilar social como la garantía juvenil o infantil, son cuestiones fundamentales para el gobierno de España", enumeró Sánchez.

El jefe del Ejecutivo señaló que se va a abordar "una negociación muy compleja, que se adivina larga", y predijo que se extenderá durante "los próximos días y semanas".

El difícil equilibrio entre ambiciosos y austeros

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea comenzaron este jueves a las 16.50 horas (15.50 GMT) una cumbre para intentar acercar posiciones sobre el presupuesto comunitario entre 2021 y 2027, partiendo de grandes diferencias entre los países más ambiciosos y los más austeros.

Sobre la mesa está la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que prevé un recorte del 14 % en los fondos de la Política Agraria Común (PAC) y del 12,1 % en los fondos de cohesión con respecto al presupuesto actual, algo a lo que se oponen dieciséis países principalmente del Sur y del Este, incluida España.

Por contra, los llamados "frugales" (Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca) son partidarios de reducir el total del presupuesto y mantener los descuentos de los que se benefician por aportar muchos más fondos de los que reciben.

Dadas las diferencias entre los Estados miembros, el presidente del Consejo Europeo mantuvo reuniones bilaterales con varios líderes antes de iniciar el encuentro con los veintisiete mandatarios.

Charles Michel se entrevistó con los líderes de Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria, en una reunión en la que también estuvo presente la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y por otra se reunió con la canciller alemana, Angela Merkel y con el presidente francés, Emmanuel Macron.

Merkel, Von der Leyen y Macron20f |REDACCIÓN

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, dijo que será "muy difícil" encontrar un acuerdo y que Italia aboga por ser "muy ambiciosos" para responder a los "grandes desafíos" que afronta Europa en empleo, crecimiento, medio ambiente o digitalización, lo que requiere "recursos financieros adecuados". Conte consideró que "hay que cambiar muchas cosas" de la propuesta de Michel y destacó que están en contra de los reembolsos que reciben Holanda, Alemania, Austria, Dinamarca y Suecia.

La Política Agraria Común tendrá igualmente un espacio destacado en esta cumbre y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, uno de sus grandes defensores, advirtió de que la actual propuesta sobre la mesa no es satisfactoria aún para su país.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, consideró que la propuesta de Charles Michel es un "buen comienzo" para la negociación, y destacó que contempla fondos para partidas a su juicio claves, como el Nuevo Acuerdo Verde, la digitalización y el Fondo de Transición Justa. "Si Europa quiere prosperar debe invertir en futuro", afirmó.

Menos convencida de una mayor ambición en la dotación de las partidas se mostró la canciller Angela Merkel que afirmó que Alemania "no está contenta" con el plan que, a su juicio, exige demasiado a los contribuyentes netos, y recordó que su país tiene regiones en el este que necesitan también apoyo financiero comunitario.

"Nos parece bien ser contribuyentes netos, pero no podemos aceptar un incremento dramático de nuestras aportaciones, eso está fuera de la cuestión", recalcó por su parte el primer ministro sueco, Stefan Löfven.

Incluso, el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, pidió este jueves a los líderes comunitarios más ambición en el presupuesto que negocian para el periodo 2021-2027 a fin de dotar a la política de Seguridad y Defensa de los recursos necesarios. "Necesitamos más defensa, seguridad, crear capacidades, estar presentes en el mundo. Vivimos en un mundo peligroso y la UE tiene que estar más presente, y esto requiere recursos", zanjó el jefe de la diplomacia de la UE y vicepresidente de la Comisión Europea.