Delgado dice que haber sido ministra es una "fortaleza" para ser fiscal general

Delgado dice que haber sido ministra es una "fortaleza" para ser fiscal general

Dolores Delgado ha afirmado este jueves en el Congreso que el hecho de haber sido ministra de Justicia en el gobierno socialista, antes de asumir el cargo de Fiscal general del Estado "no debe entenderse como una debilidad, sino como una fortaleza”.

Delgado ha comparecido ante la Comisión de Justicia, en el último trámite que debe superar antes de ser nombrada fiscal general y ha subrayado que el propio diseño del sistema preserva "la autonomía, la imparcialidad y la independencia" de los fiscales" y ha instado a los grupos a valorar su idoneidad como servidora pública.

Delgado ha propuesto que la Fiscalía sea "autoridad nacional" desvinculada de Justicia para evitar sospechas de injerencia del Gobierno en los procedimientos en curso. Los fiscales son "autónomos frente al poder ejecutivo y responsables ante la sociedad" y ante la jerarquía interna, ha insistido.

A su juicio, "reducir la Fiscalía a una institución bajo permanente sospecha" o presentarla como un organismo "sometido a los vaivenes políticos" es "injusto" para los profesionales . “Me avala mi trabajo en mi institución desde la trinchera y los despachos y me avala también mi relación con la Fiscalía cuando he estado fuera de ella”, remarcó.

Aseguró que de ser confirmada como fiscal general, combatirá “nuevas amenazas que surgen de la extensión de discursos basados en el odio y en la discriminación” y defenderá a colectivos y personas que se encuentra en las "situaciones de mayor vulnerabilidad", como extranjeros, víctimas de violencia de género, discapacidad, colectivo LGTBI, discapacitados y menores, "sea cual sea su origen".

PP, Cs y Vox vinculan a Delgado con el pacto con los independentistas

Los portavoces del PP, Cs y Vox han rechazado este jueves que pueda otorgarse idoneidad a la exministra de Justicia Dolores Delgado para asumir la Fiscalía General del Estado, y han vinculado su designación por el Gobierno con "deudas" derivadas del pacto de investidura con formaciones independentistas.

Además, han coincidido en rechazar que la candidata tenga el "reconocido prestigio" al que obliga la Constitución y la han descalificado por la grabación difundida de su encuentro con el comisario jubilado en prisión José Manuel Villarejo en 2009.

También le han advertido a Delgado de que tendrá que abstenerse de multitud de cuestiones de las que pudo tener conocimiento por sus responsabilidades políticas, en especial la del 'procés', mientras que por este mismo asunto los representantes de JxCat (Grupo Plural) y ERC han reclamado a la futura fiscal general un cambio de actuación del Ministerio Público respecto de cuestiones aún pendientes como son los permisos de los presos condenados por sedición. Especialmente duro en su intervención ha sido, que ha señalado que la elección de Delgado se vincula al pacto para la investidura de Pedro Sánchez, "como el aguijón a su veneno", y que su nombramiento debilitará a la Fiscalía, a la división de poderes y por ende a la democracia. El parlamentario popular ha calificado de "sectaria" la intervención de Delgado defendiendo su candidatura en este trámite parlamentario en el que, según considera, ha perdido una oportunidad de disipar las dudas sobre su elección.

El diputado del PP Luis Santamaría, le ha dicho que "va a ser una fiscal genuflexa ante el Gobierno y defensora del independentismo", para subrayar que no cumple "con ninguno de los sucesos, ni parcialidad ni neutralidad ni independencia".

Tampoco ha ahorrado calificativos despectivos para la candidata a fiscal general el portavoz del Grupo Parlamenario de Ciudadanos, Edmundo Bal, que ha llegado a decir que la propuesta del Gobierno les parece una "anomalía democrática inaceptable por el prestigio de la institución". "¿Va a nombrar a los mejores fiscales, a sus amigos, a quienes tengan carnet de progresistas?", ha preguntado el diputado naranja.

Durante su turno de intervención, el diputado de Vox Javier Ortega Smith ha afeado a la candidata que los planes que ha destacado para su paso por la Fiscalía sean "objetivos políticos" y ha recordado que fue reprobada como ministra tanto en el Congreso como en el Senado. "Viene a garantizar el pago de la deuda de Sánchez con sus socios comunistas, proetaras y separatistas, nada que ver con la defensa de la legalidad y el interés públicos", ha añadido el Ortega Smith, que ha aventurado que Delgado trabajará para "garantizar la impunidad de los condenados golpistas". "Usted de desconocido prestigio y reconocido de desprestigio -ha añadido-. No podía haber una propuesta de designación más contraria al principio de idoneidad, usted es lo más inadecuado, lo más inapropiado, lo menos conveniente, lo menos idóneo".

La propuesta de Sánchez para nombrar fiscal general a Delgado sí ha logrado la idoneidad por parte de los diputados independentistas como Jaume Alonso-Cuevillas de JxCat, quien ha señalado que Delgado tenía cualidades para el cargo tras haber ejercido "en el Tribunal Penal Internacional" y en Prat (Barcelona), si bien ha manifestado las dudas sobre la labor habitualmente "impecable" de los fiscales cuando intervienen en causas que tienen que ver con formaciones políticas.

En este mismo aspecto ha coincidido la diputada de ERC Carolina Telechea, que le ha preguntado directamente a Delgado si piensa cambiar la actuación desarrollada hasta el momento por la Fiscalía respecto a asuntos como los que afectan a menores no acompañados, la respuesta a sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) o la "judicialización" del conflicto catalán. "Esperamos que la Fiscalía sea decente y justa, que se abra una nueva etapa lejos de presiones mediáticas y políticas y sea valiente para estar donde debe, que es la defensa de los derechos", ha manifestado Telechea.

La diputada de la CUP Mireia Vehí se ha referido directamente al delito de sedición, señalando que ellos no abogan por una reforma de este tipo penal sino por la aplicación de la amnistía a los presos del 'proces'. "Debería apostar por eliminar este delito, la modificación del tipo penal no serviría para nada porque este delito está vinculado a la represión de la disidencia desde el siglo XIX", ha manifestado.

Por Unidas-Podemos, Jaume Asens ha subrayado el reconocido prestigio de la candidata, con méritos objetivables "más allá de las discrepancias ideológicas" de algunos miembros de la Cámara y ha celebrado su condición de mujer que asumirá la dirección de la Fiscalía. "Se debe imponer la razón y el derecho por encima de la política".

El más parco en su intervención ha sido Mikel Legarda, del PNV, que se ha limitado a señalar que su grupo valora más la legitimación por el ejercicio que por el origen, para añadir que "la independencia se adquiere día a través de las decisiones" que Delgado adopte cuando acceda al cargo.

Finalmente, el diputado socialista Pablo Arangüena ha defendido con vehemencia el reconocido prestigio como jurista de Delgado, "que ha ejercido con tesón, profesionalidad y brillantez en un mundo masculino.