Un río por las calles de Arganda

Un río por las calles de Arganda

La calle Real era un río que movió incluso las gradas y las talanqueras que pesan toneladas. En la tienda de Fátima 50 años de trabajo han acabado bajo el lodo.

Garajes con más de un metro de agua, muchos coches han quedado destrozados para el desguace. Arganda ha vuelto a sufrir importantes inundaciones solo 20 después de la tromba de agua que sacudió el municipio el 26 de agosto. Muchas historias de miedo e impotencia. Como la de Miguel. Se vio atrapado sacando su coche y su moto.

La prioridad de los bomberos era rescatar a los vecinos atrapados en los garajes en los que entró el agua en tromba. Algunos han trabajado sin descanso desde las 2 de la tarde de ayer. No hay daños personales pero casas como la de Maite han quedado arrasadas.

Reunión con el Canal de Isabel II

El torrente de agua se abrió paso rompiendo los muros. Luis ha perdido sus herramientas de trabajo y uno de sus perros. El jueves hay una reunión con el Canal de Isabel II para estudiar soluciones para el futuro.Lo reclaman los vecinos de Arganda. Es la segunda vez en 20 días que ven el agua arrasar con todo.