Los rebrotes en 12 comunidades se relacionan con la actuación irresponsable de los jóvenes

Los rebrotes en 12 comunidades se relacionan con la actuación irresponsable de los jóvenes

Preocupa y mucho, la actuación de los jóvenes -de entre 15 y 25 años- que no siempre cumplen con las medidas de protección individual para evitar la propagación del coronavirus. El número de contagios no deja de crecer en ese tramo.

De momento, el Gobierno asegura que los rebrotes están controlados. Pero la detección de casos asintomáticos se está disparando y el número de contagios no deja de crecer. Cierto es que se manifiestan con menos virulencia que en meses pasados, pero no hay que bajar la guardia porque la situación puede dar la vuelta

De las 17 Comunidades Autónomas que tiene España, 12 han tenido rebrotes o nuevos brotes. Y en una de ellas, en Aragón, cuatro comarcas han tenido que dar un paso atrás y volver a imponer restricciones.

Jóvenes menores de 40

Son jóvenes menores de 40 años, asintomáticos y que trabajan en la campaña de recogida de frutas y hortalizas y que formarían el foco del principal rebrote activo que preocupa hoy en España.

Unos rebrotes en empresas de Valencia, Girona y Córdoba, residencias en Lleida, Cáceres, Badajoz y Asturias, hospitales en Valladolid, Vizcaya y Álava. Además se han detectado casos importados de latinoamérica en Galicia y Murcia. También se han dado casos en centros de acogida en Canarias y Málaga, en un acuartelamiento militar en Cádiz y una reunión familiar en Navarra.

Funciona la detceción precoz

No obstante, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, asegura que los mecanismos de detección precoz de las comunidades autónomas, como el refuerzo de la atención primaria, están funcionando pero que si no se adoptan las prevenciones necesarias los contagios pueden reavivarse.

Durante su primera comparecencia en la Comisión de Sanidad del Senado, Illa ha insistido en que el virus no ha desaparecido y, ha dicho que, aunque estamos mejor preparados, "lo que hemos construido ha sido solo un primer cortafuegos que si no adoptamos las prevenciones necesarias puede ser insuficiente y al menor golpe de viento puede prender de nuevo la llama".