El mundo al borde de una guerra de divisas

El mundo al borde de una guerra de divisas

Después de que China hundiera el yuan a niveles de 2008 para vender más y más barato. La caída del yuan se produjo después de que el pasado jueves Trump indicase que impondría aranceles del 10 % a productos del gigante asiático valorados en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre, ante la falta de progresos en las negociaciones comerciales.

Poco después, el Ministerio de Comercio chino respondió anunciando que tomaría "contramedidas".Un yuan más débil significa que los productos chinos denominados en dólares son más baratos, algo que ayudaría a frenar el efecto negativo de los nuevos aranceles estadounidenses sobre su competitividad, aunque el precio a pagar será un aumento del coste de las importaciones.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. designó este lunes a China como país "manipulador de divisas" y amenazó con tomar represalias para acabar con sus "injustas" ventajas competitivas en el marco del Fondo Monetario Internacional (FMI), en lo que supone una nueva escalada en la guerra comercial.

En un comunicado, el Tesoro indicó que su secretario, Steven Mnuchin, "actuará con el Fondo Monetario Internacional para eliminar la ventaja competitiva creada por las últimas acciones de China".

Por su parte, Donald Trump insiste que tienen unos números de déficit masivo respecto a China, que van a solucionar. "La era de la rendición económica ha terminado. De ahora en adelante, las relaciones comerciales serán justas y recíprocas", señala.

Esta nueva escalada en la guerra comercial entre China y EE.UU. provocó notables descensos en los mercados financieros internacionales, como la Bolsa de Londres, que cerró con pérdidas del 2,47 %; la de París con el 2,19 %; la de Fráncfort, con el 1,8 %; la de Milán, con el 1,3 % y la española con el 1,35 %.Wall Street cerró este lunes con las mayores pérdidas porcentuales del año en sus tres indicadores, del 2,90 % en el caso del Dow Jones de Industriales, el principal de ellos

Mientras tanto, los mercado de valores de todo el mundo siguen inestables, y la economía de los países ya pagan las consecuencias; una de las principales víctimas es Europa y por supuesto también España. El Ibex lleva acumulado un 5% de caída desde el inicio de la guerra comercial. El viejo continente, con una economía dependiente de la demanda externa, ve cómo se apaga su principal motor.

Como indicativo, el FMI ha recortado la estimación de crecimiento para la Eurozona en un tercio. Es la única gran área mundial que sufre un parón económico tan grave.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de EEUU