El coche no es un lugar seguro ante las lluvias torrenciales

El coche no es un lugar seguro ante las lluvias torrenciales

Es necesario recordarlo una vez más: el coche no es un lugar seguro ante una lluvia torrencial y muchísimo menos en el interior de un túnel anegado. Los bomberos insisten a los conductores en la necesidad de extremar las precauciones y abandonar el coche a las primeras señales de alarma.

Quedarse atrapado dentro de un túnel es una situación límite que podemos evitar. Los bomberos nos dicen que si el agua empieza a sobrepasar las ruedas del coche, hay que abandonar inmediatamente el vehículo.

Algunos conductores lo tienen muy claro. Y no utilizan el coche en situaciones de riesgo extremo.

Si hay que salir siempre con el móvil cargado

Si aún así hay que salir a la carretera, siempre con el móvil cargado, máxima precaución y nunca intentar cruzar grandes balsas de agua. Porque el primer error siempre es creer que el coche es un lugar seguro y apenas cuando el agua cubre media rueda, el coche deja de ser un coche, para convertirse, en palabras del bombero Alfonso Segura, en "una tabla de surf con ruedas".

Qué hacer si estamos atrapados en la riada

Si a pesar de las precauciones nos vemos atrapados en una riada dentro del coche, nos recomiendan salir del coche por la ventana opuesta a la corriente, y esperar en el techo del vehículo hasta que nos rescaten.

Es la situación más extrema que los expertos descartan se vaya producir en la región. Aún así, como siempre, se recomienda prudencia y evitar riesgos innecesarios.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de España