Los alcaldes ganan al Gobierno, que no podrá gastar los remanentes de los Ayuntamientos

Los alcaldes ganan al Gobierno, que no podrá gastar los remanentes de los Ayuntamientos

Los alcaldes ganan la partida al Gobierno. El Congreso ha tumbado el decreto de los Ayuntamientos: el que permitía gastar sus remanentes. La oposición rechaza, en pleno, la última oferta que el Ejecutivo ha puesto sobre la mesa y el PSOE sólo ha tenido el apoyo de su socio de Gobierno, Podemos.

El Pleno del Congreso ha rechazado convalidar el decreto ley que recoge el acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para la cesión al Estado de los remanentes municipales y que ha quedado, por tanto, derogado.

PSOE y Podemos se quedan solos

En concreto, el texto ha sido tumbado por 193 votos en contra, frente a 156 síes, los que suman los dos partidos que integran el Gobierno, y el del diputado de Teruel Existe Tomás Guitarte, quien votó telemáticamente a última hora del miércoles pensando que el texto saldría adelante.

El Ministerio que dirige María Jesús Montero alcanzó apenas horas antes de la votación un acuerdo con sus socios de Unidas Podemos que ha permitido el apoyo de los morados y sus confluencias. Ese acuerdo consistía en la creación de un fondo de 3.000 millones de euros para la recuperación económica y social, unos fondos no condicionados que se distribuirían entre todos los ayuntamientos en función de la población.

Sin embargo, las formaciones que componen el Gobierno no han logrado sumar a ningún otro grupo. Se trata de la primera vez que el Ejecutivo de coalición pierde la votación sobre la convalidación de un decreto ley.

Casado destaca la "derrota histórica" de Sánchez

El líder del PP, Pablo Casado, ha puesto énfasis en la "derrota histórica" que ha supuesto para el Gobierno de Pedro Sánchez la derogación del decreto sobre los remanentes municipales, porque es la segunda vez que el Congreso le tumba un decreto ley, y eso no había ocurrido nunca antes en democracia.

Ello demuestra además que existe un "grave problema de debilidad dentro del Gobierno" y de "arrogancia" e "incompetencia" para llegar a acuerdos no solo con otras fuerzas políticas, sino con otras instituciones, como es el caso de los ayuntamientos y entidades locales.

Para el líder de la oposición, lo que ha ocurrido este jueves supone una "victoria del municipalismo", que ha visto cómo la mayoría de la Cámara acaba con el intento del Gobierno de "confinar", ha dicho, los remanentes de tesorería de los municipios, esto es, los "ahorros" de los ayuntamientos, con los que podrían hacer frente a muchos de los servicios sociales que tienen que prestar.

Ha sido una amarga derrota para el Gobierno pese a argumentar que su propuesta no obligaba a los ayuntamientos, como decía la ministra María Jesús Montero “El gobierno no necesita el dinero de los ayuntamientos”. Y pese a advertir también que no habrá otra oportunidad: “Luego no valen reproches ni lamentaciones, es aquí y ahora”

El robo del siglo

El diputado del PP Antonio González Terol ha dicho que “esto es un chantaje, obligan a elegir entre el fuego y la sartén” y que su partido no puede ser "cómplice" de lo que considera "el robo del siglo".

Y toda la oposición ha aunado fuerzas frente al Ejecutivo, como destacaba Iván Espinosa de los Monteros, de Vox “y eso que es muy difícil poner de acuerdo a tantos partidos distintos”. Espinosa ha mostrado su rechazo "al golpe más duro" que pretende atestar el Gobierno al municipalismo en estos años, a un "chantaje sin precedentes".

Ciudadanos ha recordado: “Señores del gobierno la unidad no solo hay que pedirle hay que practicarla”.