Preparando la inminente "desescalada"

Preparando la inminente "desescalada"

El Gobierno explicará esta misma tarde a las Comunidades Autónomas el plan de "desescalada" en una nueva reunión del Consejo Interterritorial de Salud. Las autonomías ya han alzado la voz y piden cierto margen de maniobra y ajustar la desescalada en cada uno de su territorio. Cada Comunidad ha preparado ya sus propios escenarios a la espera de conocer el marco general que determinará el Gobierno.

En la Comunidad de Madrid, desconfinamiento por fases

En la Comunidad de Madrid se trabaja en un desconfinamiento por fases. El vicepresidente, Ignacio Aguado, ha dicho que la región ya está preparada para pasar de la fase de confinamiento a la autoprotección. Aquí, el día 2 de mayo, día de la Comunidad no habrá fiesta pero si homenaje a las víctimas y héroes de la pandemia. Será un acto en la calle, en la madrileña Puerta del Sol, con 35 o 40 personas que mantendrán la distancia social. Serán representantes de todos los sectores e instituciones con participación especial de los trabajadores de sectores esenciales.

Aguado quiere que, a partir del 9 de mayo, se pueda retomar la actividad comercial, aunque para ello haya que restringir aforos y usar mascarillas. “No podemos permanecer confinados de forma eterna”, aunque advierte que los mayores serán los últimos. "Queremos ser garantistas, y queremos proteger, en este caso, a la población más vulnerable, que es la población mayor", ha manifestado. Se mantendrán las restricciones para visitar las Residencias de Mayores, pero no se descarta abrir los colegios, manteniendo las distancias y fijando diferentes horarios de actividades conjuntas como comedor y recreo

En cuanto a la actividad laboral, apuesta por el fomento del teletrabajo o los horarios escalonados para evitar aglomeraciones en horas punta, y por la apertura escalonada del comercio, comenzado por el pequeño comercio.

Andalucía cuenta incluso con un calendario

En la Comunidad de Andalucía, a la espera de conocer las indicaciones del Gobierno central se ha realizado una planificación para la desescalada que contempla la posibilidad de hacer deporte al aíre libre, de forma individual a partir del 1º de mayo, o la reapertura controlada de colegios a partir del 3 de mayo.

El 11 de mayo abrirían peluquerías y pequeños establecimientos, el 25 los bares y restaurantes, dejando para la primera quince de junio la reapertura de los hoteles.

El País Vasco apuesta por un modelo de “proximidad”

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha considerado que, aunque establecer horarios para la realización de actividades en la calle "puede tener valor en algunos puntos y actividades", su generalización tiene "sus riesgos" y ha apostado por establecer las distintas medidas en la llamada fase de desconfinamiento con un modelo "de proximidad". En este sentido, ha advertido de que adoptar "medidas provinciales o tan generales puede llevar en ocasiones a limitar actividades que realmente podrían estar permitidas con bajo riesgo y, sin embargo, permitir otras que sí lo tengan".

La consejera de Salud ha confiado en que la evolución de la pandemia de covid-19 permita ir realizando "poco a poco" más actividades "sociales, laborales y de todo tipo". En todo caso, ha insistido en que "lo que hagamos hoy es lo que nos va a permitir abrir nuevas posibilidades o no en la semana próxima".

Los alumnos de 4º de ESO y 2º de Bachillerato serán los primeros en volver a las aulas quizás en la segunda mitad de mayo. Habrá que mantener las distancias y usar mascarillas en los transportes públicos. Murga ha advertido de que "las aglomeraciones en la playa como en veranos anteriores es algo que se debería evitar" en la actual situación.

En relación a la apertura de bares y comercios, ha afirmado que las medidas serán "escalonadas" y habrá que ver "cómo responde el virus" a las diferentes medidas que se adopten. También se quiere reabrir museos y teatros con aforos limitados.

La Generalitat quiere ordenar la desescalada en Cataluña

La Generalitat de Cataluña reclama ser la autoridad que ordene localmente la fase de desconfinamiento.

Según Budó, "se tiene que hacer de forma gradual, escalonada y territorializada y que no se puede aplicar de manera uniforme". "Podemos trabajar de manera coordinada, consensuado decisiones, no tenemos ningún problema en trabajar coordinamente. Pero nosotros queremos gestionar Cataluña", ha concluido.

Entre las medidas contempladas, el retorno gradual a las actividades productivas y la reapertura de negocios limitando su aforo.