Máxima expectación en Asturias ante el discurso histórico de la infanta Leonor

Máxima expectación en Asturias ante el discurso histórico de la infanta Leonor

Por fin, ha llegado el momento. Desde que se supo que la heredera a la Corona, la infanta Leonor, acompañaría a los reyes este año y que, como su padre, pronunciaría este viernes su primer discurso con 13 años en los premios Princesa de Asturias, la expectación es máxima.

La ciudad se prepara para una de sus grandes citas del año, que congregará a numerosas caras conocidas que no se quieren perder un momento histórico.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, asistirán a la entrega de los Premios Princesa de Asturias junto a los líderes de PP, Ciudadanos y Vox, Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, respectivamente.

A la ceremonia del Teatro Campoamor han confirmado también su asistencia la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; los del Tribunal Supremo y del Constitucional, Carlos Lesmes y Juan José González, respectivamente, junto al jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón, y al alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli.

Los embajadores de Polonia, Cuba y Gran Bretaña estarán también en el coliseo ovetense, con capacidad para 1.600 invitados, junto a los miembros del Patronato de la Fundación Princesa, a una veintena de galardonados en anteriores ediciones y a miembros de los distintos jurados así como el presidente del Parlamento asturiano, Marcelino Marcos, y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra.

Personalidades en los premios

Hasta 2014, cuando acudió a la capital asturiana el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, era poco habitual la asistencia de líderes políticos de ámbito nacional a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa, al margen de la presencia del ministro que acompañaba a los Reyes o al heredero de la Corona.

Tres años después, en la ceremonia de 2017, marcada por el referéndum ilegal celebrado en Cataluña pocas semanas antes, la presencia política se reforzó en una edición donde la UE, que recibió el premio de la Concordia, trasladó un mensaje de apoyo a la unidad de España con la presencia en Oviedo de sus máximos responsables para recibir el galardón. A la entrega acudió ese año, junto a cinco ministros de su gabinete, el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo que supuso la segunda presencia de un jefe del Ejecutivo desde que Leopoldo Calvo Sotelo asistiera a la ceremonia de 1981 en la que se entregaron los primeros Premios Príncipe de Asturias y en la que don Felipe pronunció su primer discurso.

También en 2018 representantes del Gobierno, del Parlamento y del Poder Judicial, al igual que los líderes de PP y Ciudadanos y presidentes autonómicos como el gallego Alberto Núñez Feijoo, acompañaron a Felipe VI en Oviedo pocas semanas después de que el Parlament de Cataluña aprobara una iniciativa para reprobar al rey.