'Kiss&Go' para evitar atascos en las puertas de los coles de Madrid

'Kiss&Go' para evitar atascos en las puertas de los coles de Madrid

Un beso rápido y al cole, para evitar atascos en la puerta de los centros educativos. Es la rutina que pretende instaurar el Ayuntamiento de Madrid entre los padres para agilizar la entrada en los colegios. La idea es que los padres dejen a los niños en un punto habilitado, donde varios voluntarios les acercaran al centro escolar. Una práctica que ya se está probando en dos colegios de Retiro.

El departamento de Educación Ambiental del Área de Medio Ambiente y Movilidad reforzará con un día más a la semana, los jueves, el programa 'Kiss&Go' implantado actualmente los viernes en los colegios Montserrat y CEIP Ciudad de Roma, en el distrito de Retiro.

El objetivo de Kiss&Go es que haya menos coches en la puerta de los colegios, en el tramo horario de mayor entrada de escolares. El programa promueve que los padres "den un beso rápido a sus hijos y estos se vayan directamente al colegio, evitando las aglomeraciones habituales de personas y vehículos, y ahorrando tiempo a las familias en sus trayectos diarios".

Los escolares van acompañados desde varios "puntos rápidos" por personal contratado por la Junta Municipal de Retiro, directamente al centro, "evitando aglomeraciones habituales de personas y vehículos".

La zona que se corta al tráfico cuenta con tres paradas señalizadas y situadas en los siguientes puntos que, previsiblemente, se mantendrán a lo largo del presente curso y son la calle de Juan Esplandiú esquina a la calle de Pez Volador, calle del Marqués de Lozoya, y calle del Alcalde Sainz de Baranda.

A finales del curso pasado, se puso en marcha un cuarto punto en la calle Juan Esplandiú frente a la altura del número 1.

Además de los dos centros escolares de Retiro, el programa Kiss&Go podría implantarse definitivamente en el Real Colegio Santa Isabel-La Asunción durante este curso.