La Consejería de Educación niega que haya quejas y adoctrinamiento en las aulas madrileñas

La Consejería de Educación niega que haya quejas y adoctrinamiento en las aulas madrileñas

Crece la tensión entre PP y Vox por el pin parental. Rocío Monasterio, de Vox, acusa a la Comunidad de Madrid de no tener control sobre las charlas que se dan en los colegios. La Consejería de Educación niega que haya quejas y adoctrinamiento en las aulas.

La Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid no ha recibido quejas oficiales por escrito por charlas extracurriculares que se imparten en los centros educativos de la región, y sólo tiene constancia de alguna queja informal en las redes sociales.

Así lo ha asegurado este lunes el consejero, Enrique Ossorio, en declaraciones a Es Radio preguntado por el pin parental, la medida que exige Vox para que los padres den su consentimiento a actividades con contenidos morales o sexuales en los colegios.

En redes sociales le ha respondido Rocío Monasterio, el gobierno no le pudo dar información sobre talleres impartidos por Cogan.

Actividades complementarias

Ossorio ha diferenciado entre el contenido del currículum escolar y las actividades complementarias, y por otro lado las actividades extracurriculares, que siempre deben contar con la autorización expresa de los padres o tutores, informados previamente de los contenidos que se van a abordar en ellas.

En el caso de las actividades complementarias, ha recordado que si las imparte una persona ajena al centro escolar, durante la charla ha de haber siempre un profesor del colegio o instituto presente en el aula.

En este sentido, ha expresado su "confianza total" en los docentes y equipos directivos de los centros escolares para controlar lo que se imparte en estas actividades complementarias.

"Si hubiera charlas morales no serían actividades curriculares ni complementarias. En ningún caso se está alterando el contenido curricular. Sería una actividad extracurricular, y esas actividades requieren autorización de los padres", ha insistido.

Y ha garantizado que en Madrid "no hay charlas de zoofilia, como va diciendo Rocío Monasterio", la portavoz de Vox en la Asamblea, porque de ser así "habría miles de quejas" en la Consejería y no es el caso.

Gabilondo: Hay problemas más graves

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha indicado este lunes que le llama la atención que habiendo problemas "más graves" en la Comunidad de Madrid, los Presupuestos regionales se resuman en si se vota o no a favor del 'pin parental' como amenaza Vox.

En declaraciones a los periodistas ha instado a corresponsabilizarse "para abordar los problemas que tienen que ver con la educación", en vez de utilizar este asunto como "arma arrojadiza".

Villacís reitera su rechazo

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha mostrado de nuevo este lunes su rechazo al 'pin parental' que propone Vox para los alumnos, y ha asegurado que ella cree en la libertad de educación, pero que "eso es otra cosa" y que además "existen otras maneras de garantizar la libertad de los padres". "La educación ha de ser en libertad, pero el 'pin parental' como lo plantea Vox no lo acepto. Existen otras maneras para garantizar la libertad de los padres. Vox lo plantea sobre materias curriculares, troncales, esenciales y esto abre la puerta a que otros muchos colectivos, como los creacionistas, decidan si su hijo debe estudiar o no la evolución",

Aguado, una polémica ficticia

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha dicho este lunes que la "polémica" del "veto parental" es "ficticia, al menos en la Comunidad de Madrid" y creada por el PSOE y Vox para "polarizar".

Aguado ha dicho que la libertad de los padres para elegir la modalidad educativa o el centro escolar de sus hijos no precisa de una solución, porque el problema no existe en Madrid.

Ha dicho Aguado que este "concepto" le genera "dudas", y ha planteado qué pasaría si se pusiese en marcha en Cataluña, y que "los padres independentistas" pudiesen "sacar a sus hijos" de las clases que fuesen en castellano o de las clases en las que se enseñen valores constitucionales.

También se ha cuestionado qué pasaría si se pone en marcha en la Comunidad de Madrid y "una familia de islamistas radicales" quieren sacar a sus hijos de determinadas enseñanzas.

Serra: Hay que hacerle frente

La portavoz de Unidas Podemos-IU Madrid en Pie en la Asamblea de Madrid, Isabel Serra, ha afirmado hoy que "no le cabe duda" de que la Comunidad de Madrid tratará de asumir el 'pin parental', advirtiendo de que lo harán frente porque los niños tienen que recibir "una educación en igualdad de valores".

Así lo ha dicho Serra quien ha cargado contra Vox y "las derechas" por "aumentar la censura educativa". Para Serra, esta previsión trata de "impedir que los niños tengan acceso a una educación en igualdad de valores".

Almeida y los hijos educados por Iglesias

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este lunes que "el debate" no es el 'pin parental', sino "si los padres quieren que sus hijos sean educados por Pablo Iglesias".

"El debate no es el 'pin parental', el debate que hay que transmitir a los padres es ¿Quieren que a sus hijos les eduque Pablo Iglesias, Irene Montero?, ¿Que los eduque un maestro en el arte de la mentira y la deshonestidad política que tantas veces ha faltado a su palabra y su compromiso con los españoles como es Pedro Sánchez?", ha expresado ante la Prensa.

Almeida entiende que el debate ha de centrarse en si "en este país" lo que aprenden los alumnos ha de ser determinado por Pedro Sánchez, "ejemplo de deshonestidad política sin límite, porque ha faltado siempre a la verdad". "O por el contrario, que sean los padres, dentro, por supuesto, de los valores democráticos como establece el artículo 27.2 de la Constitución,y dentro de lo que es precisamente los valores y principios constitucionales, los que puedan decidir libremente de acuerdo a sus convicciones cómo se debe educar a los hijos", ha expresado a continuación.