La donación de médula salva vidas

La donación de médula salva vidas

En Madrid cada año, entre 25 y 30 personas reciben una llamada para ayudar a los demás siendo donantes de médula. La donación de médula salva vidas. Es el caso de Alberto, cuyo perfil HLA ha ayudado a curar a una mujer. Los donantes de médula se buscan primero entre la familia, y si nadie es compatible se pasa a la segunda fase, a un banco de donantes de médula.

El proceso de donación de médula no es invasivo, es muy seguro y favorece las donaciones a través de una máquina que utiliza un flujo continuo entre el donante y su sangre. Sin embargo, el diez por ciento de este proceso se realiza extrayendo médula de la zona de la cadera.

La duración de este tipo de donación es de entre 2 y 4 horas, un tiempo muy bien invertido cuando se trata de ayudar a los demás, ya que el 35 por ciento de los pacientes no tiene un familiar compatible con su tipo de médula. En la región ya existen 13 puntos para donar.