Lorenzo Silva: Bevilacqua y Chamorro "me han proporcionado muchas lecciones”

El escritor Lorenzo Silva nos presenta su última nóvela ‘El mal de Corcira’ que publicada por editorial Destino, supone la décima entrega de la serie de novela negra protagonizada por sus emblemáticos personajes del instituto armado Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro.

El escritor nos explica en Madrid Directo de Onda Madrid que desde el primer libro de esta saga, publicado hace 22 años, sabía que tenía una deuda pendiente que era explicar el pasado de Rubén Bevilacqua, sus inicios como agente en la lucha contra ETA. En ‘El mal de Corcira’, Lorenzo Silva se vale del asesinato en Formentera de un ciudadano vasco condenado en su día por colaboración con ETA, para devolver a su personaje a los años en el País Vasco.

Lorenzo Silva reconoce que afrontó su primera novela con esos personajes como algo experimental, “una novela de ficción criminal ambientada en la realidad española y que los investigadores fueran dos guardias civiles”.

“Últimamente tengo la sensación de que ellos con sus experiencias me han proporcionado muchas historias y muchas lecciones”, reconoce el autor que ha tenido que hablar con muchos guardias civiles y comprender la gratificación que produce el servicio a los demás.

Lorenzo Silva nos relata como una presa, antigua militante de ETA, le confesaba recientemente en una cárcel que “ya me fastidia, pero ese Bevilacqua me cae bien”. Y es que asegura, “con el enemigo se desarrolla una relación especial”. “En cierto modo, uno debe parte de lo que es a aquello contra lo que lucha”, sostiene el autor.

El autor que actualmente negocia la posibilidad de que Bevilacqua y Chamorro protagonicen una miniserie de televisión con sus aventuras, ha tenido palabras de recuerdo hacia el escritor barcelonés Carlos Ruiz Zafón, autor de "La sombra del viento", fallecido hoy en Los Ángeles (Estados Unidos) a los 55 años de edad. Silva asegura que se trata de una tragedia y que ha sentido pena y tristeza por su fallecimiento. “Quizás para valorar la pérdida haya que recordar que si alguien tiene muchos millones de lectores es porque les ha hecho felices. Ellos son los huérfanos que deja, aunque sus libros son amigos que se quedan ahí”.