Anxo Pérez presenta su libro “88 peldaños de la gente feliz”

Los 88 Peldaños de la Gente Feliz contiene la fórmula para eliminar cualquier tipo de sufrimiento o amargura de tu vida, explicada mediante 88 pasos (Peldaños) que representan el secreto n° 1 para una vida feliz.

Precisamente sobre los secretos del éxito y de la felicidad hablamos con Anxo Pérez, autor de este 'tratado' de la felicidad.

El secreto de la felicidad está cerca

Asegura el autor que "el único motivo por el que no somos más felices es porque nadie nos había contado el secreto para serlo, paso a paso y con una claridad aplastante. Si este libro contuviese el secreto del Éxito Interior (y lo contiene), entonces será la mejor inversión que puedas hacer en tu vida. Nadie que sepa lo que significa vivir en la luz elegiría ni por un segundo continuar en la sombra".

La clave del éxito y de la felicidad está dentro de nosotros

Lo importante no es cómo de molesta es la salida sino cómo de triunfante es la llegada. Cuando se da un fracaso, debemos verlo como un regalo que nos permite aprender una lección. Todo lo que nos molesta por fuera nos indica que hay algo insano por dentro, y es algo que debemos sanar.

"Todo dolor llega para causar un crecimiento"

El éxito tiene varios peligros. Si solo estamos buscando el éxito por vanidad, es "pan para hoy pero hambre para mañana".

Si una persona tiene un talento, si ese talento solo se emplea con el único objetivo de vanagloriarnos a nosotros mismos, es un fracaso. Los talentos se honran poniéndose al servicio del mundo. El que persigue el éxito para usarlo para otras personas, entonces sí lo logrará y le llenará por dentro. El fin debe estar más allá de uno mismo.

Normalmente te enseña más el fracaso que el éxito. También te enseña más lo que 'te acerca a la sombra' que lo que 'te acerca a la luz'. Cuando conquistamos áreas, crecemos.

Todos tenemos dentro dos bolsas dentro: una de sombras y otra de luz. Cuando extraemos sombra de la bolsa de sombra, generamos más sombras a nuestro entorno. Cuando extraemos luz, conseguimos iluminar a todos.

La felicidad es como una bola de luz cubierta por una torre de mantas. Nosotros no podemos producir la luz, pero sí podemos retirar las mantas para que ilumine más.