Cuidadores de familiares dependientes, los grandes olvidados

Cuidadores de familiares dependientes, los grandes olvidados

La vida de Pablo Barrero cambió a los 33 años el día que, tras una década trabajando, a su madre la diagnosticaron alzhéimer. Desde ese momento decide dedicar su vida a cuidarla, durante 24 horas al día, siete días a la semana, hasta que fallece cinco años después.

Pablo explica que era el pequeño de ocho hermanos, pero que no lo dudó ni un segundo: “Ella había hecho lo mismo conmigo cuando yo era pequeño”, cuenta.

“Decidí dejarlo todo para cuidar a mi madre”

Pero como él, hay miles de personas en nuestro país que dejan a un lado su vida para dedicarla a cuidar a un familiar, sin ninguna remuneración. Pablo denuncia que es necesario dar voz a las familias y velar por los derechos de los cuidadores.

Aunque esto no se acaba cuando el familiar fallece. Los cuidadores dejan de cotizar durante el periodo que deciden atender a su ser querido: “Después de ese vacío laboral, luego es muy difícil volver a trabajar”, explica de primera mano.

El informe de Comisiones Obreras

El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha presentado un informe sobre la situación del sistema de atención a la dependencia en la Comunidad de Madrid en el que denuncia que el 16% de las personas con derecho reconocido no reciben ayudas.

Hasta 28.000 dependientes de Madrid, a la espera de prestación

Según el sindicato, el informe evidencia los resultados "claramente cuestionables" que presenta la región madrileña desde la entrada en vigor de la Ley de Atención a la Dependencia, "con altos índices de desprotección, una gestión discrecional y opaca, y un sistema basado en la precariedad laboral".