'Wonder Woman', una heroína que rompe los tópicos de la mujer frágil

'Wonder Woman', una heroína que rompe los tópicos de la mujer frágil

Como todo el mundo sabe, los héroes llegan cuando más se los necesita. Pues bien, en este momento, lo que más necesitamos son heroínas y Wonder Woman es de las grandes y además, la primera mujer en recaudar más de 800 millones de dólares en taquilla con su primer filme en solitario.

No nos engañemos, le debe mucho a ésta otra que aunque no cuente con franquicia propia, ha destacado claramente en unas cuántas aventuras desparramadas en cuanto a testosterona se refiere. Gracias a 'La viuda negra' los ejecutivos de DC decidieron que la intrépida amazona debería ser el cuarto personaje de su particular alianza de justicieros, tras Superman, Batman y Linterna Verde.

Seamos justos. Gracias al éxito de 'La Viuda Negra' y a que se olvidaron del batacazo de 'Elektra' o de la 'Catwoman' de Halle Berry, que dejaron a las heroínas fuera de juego más de 15 años.

Wonder Woman debutó en los tebeos en el número de diciembre de 1941 de All-Star Cómics y lo hacía vistiendo su estampado clásico de las barras y estrellas. Y con faldas. Faltaría más. Pero conoció tal éxito, con más de diez millones de lectores, que, en los 70, gozó de serie de televisión propia durante cinco años a lo largo de más de sesenta episodios. Lynda Carter la interpretó y aquí se la conoció como 'La mujer maravilla'.

Como la prácticamente inmortal Wonder Woman no envejece, Lynda Carter no ha querido ser menos y está, a sus 67 años, más joven que cuando la interpretó.

DC Cómics, que ya se había dado cuenta tras algún que otro resbalón, aplicó para ella el mismo criterio que para Batman y Supermán: darle profundidad al personaje, más allá de la alharaca técnica, cuidar las tramas y respetar las señas de identidad del icono, pero modernizándolo en el fondo y en la forma.

Fueron cautelosos, la presentaron primero compartiendo cartel con los mencionados caballeros y como consiguió ser el segundo punto de interés de la película después de los mofletes de Ben Affleck, quedó encarrilada su continuidad.

La ONU nombró a Wonder Woman embajadora de honor para el empoderamiento de mujeres y niñas aunque hubo quien se quejó del carácter de sex symbol del personaje.

La historia arranca en la secreta y desconocida, pero paradisíaca isla de Themyscira, dónde una comunidad de guerreras a caballo vive al margen de la sociedad y sujetas a las leyes de la Grecia Antigua. Entre ellas destaca la joven e impulsiva Diana, destinada a ser su abanderada. La tranquilidad de la isla se verá afectada cuando un piloto americano, claramente difícil de mirar, estrelle su avión en la orilla. La noticia del comienzo de la Primera Guerra Mundial y la posibilidad de que el despiadado y cruel Dios de la Guerra, Ares este detrás de ella, va a ser lo que obligue a Diana a abandonar su zona de confort (nunca pensé que diría esto) para enfrentarse al villano en un mundo dominado por hombres y sumido en la más absoluta oscuridad.

Danny Huston, hijo de John Huston, interpreta al villano: El general Eric Ludendorff, que existió en la realidad y pasó a la historia como el que autorizó el uso del gas mostaza. Menudo personaje.

A cargo de la película, Patty Jenkins que, tras el éxito de 'Monster', que filmó con apenas 30 años y que le valió el Oscar a una rotunda Charlize Theron con 15 kilos más que de costumbre, se dedicó a la crianza de sus hijos y a la televisión, donde, entre otras, se lució en algunos capítulos de 'The Killing', en concreto, el piloto y de 'Arrested development'.

El director impresionó con su trabajo fin de carrera, un cortometraje en el que un ama de casa descubre sus poderes y se lleva a su marido a las misiones en volandas. Ya apuntaba maneras.

Jenkins logró llevar a los cines una espléndida cinta de aventuras, con el color y el humor de los clásicos; de aquellas primera aventuras de 'Superman', por ejemplo pero utilizando lo último en efectos digitales, cuanto más impresionantes mejor que últimamente ya no nos asombramos por nada, pero sobre todo, la gracia del personaje está en su feminismo inteligente y con talante que le permite reírse de los tópicos de la frágil damisela en apuros a la vez que ridiculiza un sistema lleno de desigualdad y pensamientos retrógrados hecho por y para hombres.

Gal Gadot estaba embarazada de cinco meses cuando estaba rodando partes de la película. El equipo tuvo que crearla un disfraz con un croma verde alrededor para que le guardase el secreto.

Ojo, en perfecta sintonía con estas otras 9 heroínas que han dejado su huella al pasar del cómic al cine y que os resumimos en este ranking:

  • En el número 10, la Mujer Invisible a la que se considera "madre" del universo de los cómics Marvel. La interpretó Jessica Alba en dos películas que se consideran fallidas. Alguien sabrá por qué.
  • En el número 9, la Avispa, coqueta y caprichosa en los cómics de los sesenta, se empoderó después llegando a liderar los Vengadores. En el cine, sin embargo, sigue un paso por detrás del Hombre Hormiga. Le puso rostro Evangeline Lily.
  • En el 8, Gamora. Guardiana de la Galaxia, de rostro verde resaca, es hija adoptiva de Thanos, el de los chasquidos de dedos por bulerías. Zoe Saldana, que se puso azul en “Avatar”, la interpreta.
  • En el 7 Tormenta, considerada una diosa, capaz de controlar el tiempo atmosférico y sus manifestaciones, le permitió a Halle Berry quitarse la espinita de 'Catwoman'.
  • En el 6, la Bruja Escarlata. La única capaz de poner a Thanos contra las cuerdas ella solita. Lástima que siempre hay quien se le pone en medio cuando ejerce su control sobre el caos. La interpreta Elizabeth Olsen.
  • En el 5, Mística, capaz de despistar al más pintado ya que puede tomar la forma de cualquier otro ser. Es rebelde y ladina, por lo que le va como un guante a Jennifer Lawrence.
  • En el 4, la Capitana Marvel, a la que el cuadrado mentón de Brie Larson le va perfecto. Tiene poderes cósmicos pero, en materia taquillera es seguidora la fulgurante estela de Wonder Woman.
  • En el 3, Jean Grey o Fénix heroica villana o perversa heroína poseedora de los mejores poderes telepatía y telequinesis. Así no anda levantándose a buscar el mando. Sophie Turner ha sido su última cara.
  • En el 2 colocamos a Wonder Woman, con la imparable Gal Gadot, implacable en las peleas y encantadora en su picardía. Ojo que siempre lleva el lazo de la verdad.
  • Y en el 1, la ya mencionada Viuda Negra, a la que una increíble Scarlett Johansson le ha prestado percha en siete ocasiones y que ahora rueda su primer filme en solitario. Su legado será estudiado durante generaciones.

Por otro lado, el éxito de 'Wonder Woman' descansa en gran parte en la excelente química entre sus protagonistas. Alta y estilizada, la israelí Gal Gadot podría haber sido una súper modelo de talla mundial tras ser nombrada Miss Israel y llegar a competir por el título de Miss Universo, pero al final optó por la interpretación demostrando su dominio de la puesta en marcha y la energía de sus octanos en la saga 'Fast and Furious'. Hasta en cuatro ocasiones participó en las películas de las inverosímiles carreras, y allí andaba, un tanto atascada hasta que el personaje que la ha convertido en icono y referencia llegara al rescate.

Ha interpretado a Diana Prince en tres ocasiones, la última como único miembro femenino de otro equipo al que no llegó la paridad y lo hará al menos, dos veces más.

Gal Gadot llegó a las películas entrenada de casa. Sirvió como monitora de combate durante dos años mientras hacia el servicio militar obligatorio israelí.

Su partenaire es Chris Pine, al que le llegó la notoriedad cuando consiguió el honor de interpretar al rebelde Capitán James T. Kirk en la puesta al día cinematográfica de 'Star Trek' y sus secuelas, procurándole a la legendaria franquicia un auténtico revivir.

Según uno de los productores 'Star Trek', Pine fue el causante de que las novias de los trekkies les acompañaran al cine por una vez sin protestar.

El actor de pícaros ojos azules, miembro más destacado de la tercera generación de una familia de actores, peregrinó durante algún tiempo por series tan populares como 'CSI' o 'Urgencias'. También pagó el obligado peaje de las comedias juveniles, a las que les debe su primer envite de popularidad gracias a la compañía de Lindsay Lohan en 'Devuélveme mi suerte' o de Anne Hathaway en la secuela de 'Princesa por sorpresa' en la que encarnó, no podía ser de otro modo, a un apuesto príncipe.

... Y debería hacer todos porque los borda. Repitió papel en el musical 'Into the woods' junto a Meryl Streep y Johnny Depp, en el que le escuchamos los trinos por primera vez. No se le da mal.

Después ha pasado de las de acción a las de espías con idéntica fortuna, se le han escapado algunas petardadas pero como las ha compensado participando en algunas auténticas obras maestras de esas que te acompañan un rato largo, se lo hemos perdonado incluso antes de que lo hiciera.

Y es 100% feminista. La primera estrella masculina de primer orden que acepta el rol habitual femenino en las de acción. Le ha importado tan poco que Wonder Woman le ande salvando todo el rato que ya ha rodado la segunda parte. Lleva las aventuras espaciales en la sangre: su abuela apareció en 'Flash Gordon Conquista el Universo' (1942), su madre en 'Masters del Universo' (1987) y tanto él como su padre en 'Star Trek'.

Con 'Wonder Woman', más de dos y más de tres van a soñar con ser las heroínas de sus propia historia y no la de algún trasnochado príncipe azul.

Más de El comentario