Conmoción en Valdemanco tras la muerte de una joven por un disparo accidental en un coto de caza

Conmoción en Valdemanco tras la muerte de una joven por un disparo accidental en un coto de caza

La muerte accidentada de una joven en Valdemanco mantiene consternados a todo el pueblo del norte de Madrid. Muchos vecinos de la localidad no han podido dormir, el Ayuntamiento ha convocado un pleno extraordinario donde establecerán tres días de luto. Además, los quintos del pueblo tenían unas fiestas programadas pero las han cancelado.

La alcaldesa de Valedemano, Deborah Molina, señala que están abatidos. "Esto ha sido una tragedia, somos un pueblo muy pequeño, no llegamos a mil habitantes. Es algo horroroso que no puedes explicar", declara. "No te puedo decir lo que pasó porque aún lo están investigando. Era un día de caza normal y fue un disparo fortuito, ha tenido que ser algo así", explica.

La tradición de la caza es muy arraigada en Valedemano, y la joven fue por la tarde a una zona de bosque bajo con un grupo de amigos. "Nunca antes había pasado algo así ni nada parecido. Estaban al lado de una cantera pero no te puedo aclarar el hecho en sí", confiesa.

Una Navidad negra

"Sea en la fecha que sea es horroroso, pero en las fiestas navideñas te olvidas de la Navidad. Para Valdemanco este año no hay Navidad", asume la alcaldesa quien agradece que todo el pueblo se volcara para ir a ayudar a la joven.

"Yo no bajé pero poco pudieron hacer, los efectivos llegaron prontísimo, mandaron efectivos de todos lados. Hubo mucha gente y se acordonó la zona. Lo único que se puedo hacer era esperar. Bajaron con cosas calientes, caldos, cafés pero no se podían acercar", concluye.

Investigan a un menor

Un joven de 17 años está siendo investigado como autor del disparó accidental. Fuentes de la investigación han confirmado a Efe que a lo largo de este lunes se realizará la autopsia del cadáver de la chica.

Al parecer, el autor del disparo es un menor que prestó declaración este domingo en el cuartel de la Guardia Civil de San Agustín del Guadalix (Madrid).

Los investigadores constataron que el grupo de amigos que se encontraba de cacería ese día tenía toda la documentación en regla.

La Guardia Civil prosigue las investigaciones de este suceso para aclarar las circunstancias del disparo aunque, en principio, todo apunta a que fue un hecho fortuito.