Secuestro exprés en Galapagar: "Amenazaron con violar a las niñas si no les daba el dinero"

Secuestro exprés en Galapagar: "Amenazaron con violar a las niñas si no les daba el dinero"

En Galapagar, la Guardia Civil ha detenido a tres personas por asaltar varias casas para robar. En una de ellas, retuvieron a las niñas, de 10 y 11 años, a punta de navaja mientras su madre era obligada a sacar dinero de un cajero, bajo la amenaza de que la matarían y "violarían a las niñas". Buenos Días Madrid ha hablado con la madre de las niñas amenazas.

"Amenazaron con matarme y violar a las niñas si no les daba el dinero"

El suceso se produjo a las 7.30 horas de la mañana del sábado. La familia se encontraba durmiendo en la casa, cuando uno de los detenidos accedió a la vivienda por un balcón, despertando a una de la niñas.

El ladrón se acercó a las niñas inquiriéndoles que no hablasen. Luego abrió la puerta de la calle por la que accedió otro de los ladrones, que se quedó con las menores, mientras el otro se dirigió a la habitación de la madre que se encontraba durmiendo.

Él la despertó y bajo continuas amenazas y una conducta violenta, le inquirió a darle todo el dinero que tenía. La madre asustada le dio el bolso con algo de dinero. No era suficiente y continuaron las amenazas: violarían a las hijas si no les daban más dinero y a ella la matarían, nos cuenta entre sollozos.

"Si llamaba a la policía, irían a por mí. Sabían donde vivía"

Al ver que no tenían más dinero en la casa le pidió la tarjeta de crédito y la contraseña, y que le acompañara al cajero a sacar el dinero. Bajo amenazas y a punta de navaja, se la llevaron al cajero, donde sacó unos 300 euros. De regreso a casa continuaron las amenazas. "Si llamaba a la policía, irían a por mí. Sabían donde vivía", señala.

La madre, una vez de se marcharon los ladrones y comprobar que sus hijas se encontraban bien, avisó a los vecinos y llamaron a la policía.

Las hijas llevan dos días sin poder dormir ni comer y no quieren del susto estar en casa solas

Los detenidos, que ya han pasado a disposición judicial, robaron diversos objetos del domicilio, entre ellos una tableta que fue la que condujo a los agentes hasta ellos, ya que tenía activada la localización por GPS. Uno de ellos es menor de edad.

No fue el único caso. Esa misma madrugada se produjeron otros robos en viviendas con propietarios en sus interior, un robo en un restaurante, hurtos dentro de un coche y robo con fuerza en vía pública.

Mejores Momentos

Ver Más

Programas Completos

Ver Más

Más de Sucesos

Ver Más