Batalla campal en Colmenar de Oreja entre vecinos y 'okupas'

Batalla campal en Colmenar de Oreja entre vecinos y 'okupas'

Vecinos de dos urbanizaciones de Colmenar de Oreja han plantado cara a los 'okupas' de varias viviendas con palos y piedras en una reyerta ocurrida el pasado miércoles, donde se desató la violencia.

Con su actuación impidieron que los 'okupas' entraran en la casa que querían asaltar. La Guardia Civil tuvo que intervenir y desalojar a los 'okupas' para parar la pelea, que acabó con varios heridos.

Insultos, patadas, palos y piedras

Esta es la tremenda tensión que se vive ya durante varias noches seguidas en algunas urbanizaciones de Colmenar de Oreja, donde los vecinos se han organizado para hacer frente a los ocupas ante la falta de actuación de la administración y las autoridades para desalojarlos.

En consecuencia, se ha desatado la violencia con gritos, insultos patadas y amenazas que acaban en peleas con palos, lo que ha desembocado en que la situación sea insostenible en varias urbanizaciones de Colmenar de Oreja.

Además de la pelea, uno de los coches de los okupas intentó atropellar a los vecinos pasando a través de la concentración a toda velocidad e, incluso, volvió marcha atrás.

Impunidad y chantaje

Según las imágenes enviadas al WhatsApp de Telemadrid, algunos vecinos hasta lloran porque la situación, que ha destruido la convivencia, les sobrepasa y aseguran que “los okupas campan a sus anchas y actúan de manera impune”.

"No se lo pueden imaginar", dicen. "Los okupas que se organizan en mafias son agresivos y nos amenazan a los vecinos".

Drogas, robos y agresividad

A los 'okupas' de estas urbanizaciones, en concreto, los vecinos les acusan de traficar con droga en unas 30 viviendas 'okupadas'. Dicen que las ocupan y luego piden “un impuesto revolucionario a los propietarios, las realquilan e incluso las venden y chantajean a los propietarios”. Además los robos también han aumentado.

Es algo que se repite con frecuencia de manera que los vecinos ya pidieron hace unos meses ayuda para su situación y exigieron al Ayuntamiento de Colmenar de Oreja que les permitiese instalar una valla para controlar las entradas a las urbanizaciones y así evitar las ocupaciones.

Permiso para instalar barreras

El año pasado el Ayuntamiento les dio permiso para instalar las barreras, pero el nuevo equipo de gobierno municipal, tras las elecciones, les negó el permiso.

Finalmente, a últimos de mayo el Ayuntamiento aprobó por fin el permiso para instalar las vallas con el único voto de Vox, porque el resto de partidos de Colmenar cuyo ayuntamiento gobierna PSOE y Ciudadanos se abstuvo. Pero no ha dado tiempo de hacerlo y la noche del miércoles se produjo el enfrentamiento.