"Sonó un estruendo como si se cayera el cielo", relata una de las heridas en la explosión de Vallecas

"Sonó un estruendo como si se cayera el cielo", relata una de las heridas en la explosión de Vallecas

Las 82 familias, que llevan fuera de sus casas desde el pasado viernes cuando ocurrió la explosión de gas en el edificio de Vallecas, no saben cuando podrán volver a sus casas. La explosión destruyó por completo la última planta y ahora los técnicos estudian qué parte del edificio debe ser demolida.

El programa Buenos Días Madrid de Telemadrid ha recogido el testimonio de Guadalupe que resultó herida tras el suceso y se encuentra todavía muy afectada. Relata que regresaba de la compra y pasaba por debajo del edificio cuando oyó la explosión.

Cascotes en la cabeza

"Sonó un estruendo como si se cayera el cielo -dice Guadalupe- fue una sensación... Yo no entendía qué pasaba, empecé a mirar arriba, temblaba el suelo, de pronto vino como una polvareda y en la calle no se veía nada. Me empezaron a caer cosas en la cabeza y yo no sabía para donde correr. Me puse el brazo protegiendo la cabeza y crucé de acera".

Relata que entonces empezó a llegar gente y cuando se disipó el humo pudieron ver lo que había pasado en en uno de los últimos pisos. Los cascotes salieron disparados a una distancia de más de 50 metros y fue milagroso que no provocaran más que heridos. En concreto, a Guadalupe le cayó cerca una bañera. Ahora expresa su agradecimiento a las personas que la atendieron en un primer momento y a los servicios de emergencia después.

El edificio de Vallecas, ubicado en el número 17 de la avenida de Pablo Neruda, se demolerá parcialmente por «daños irreparables» en los forjados. Los vecinos tienen reunión esta tarde de lunes con la Junta de distrito.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Vallecas