Los Secretos rompen con su música el 'silencio' de Ifema

Los Secretos rompen con su música el 'silencio' de Ifema

Los Secretos reestrenaron las instalaciones de Ifema, convertidas en hospital en los momentos más duros de la pandemia del coronavirus, para ofrecer un concierto benéfico a todas aquellos sanitarios que han estado al pie del cañón y romper así el fatídico silencio que cayó en el recinto ferial de Madrid.

Corría el primer fin de semana de marzo cuando bajo el techo de los numerosos pabellones del recinto ferial se congregaba una multitud de personas visitando sus diferentes exposiciones, entre ellas, ARCO. Todas ellas ajenas al desbordamiento de contagios que desatarían en los próximos días y que llevaría al país a un estado de alarma con su confinamiento y cancelación de todo tipo de eventos.

Ifema acoge  ‘Abre Madrid', un nuevo espacio cultural al aire libre
Ifema acoge ‘Abre Madrid', un nuevo espacio cultural al aire libre
Ifema acoge ‘Abre Madrid', un nuevo espacio cultural al aire libre

Ifema acoge ‘Abre Madrid', un nuevo espacio cultural al aire libre

Unos 127 días después, el público ha vuelto a llenar los rincones del recinto ferial en el marco de eventos 'Abre Madrid' para escuchar música en vivo y en directo, aunque con unas condiciones muy diferentes, sentados en mesas, separados y con un aforo reducido a 800 personas. 800 personas que en esta ocasión son “muy especiales”, ya que son parte de ese equipo sanitario que ha hecho frente al Coronavirus.

“Esta vez vamos a cambiar las tornas y lo que vosotros nos hacéis a nosotros al final del concierto (aplaudir) os lo vamos a hacer nosotros ahora porque os lo merecéis”

“Esta vez vamos a cambiar las tornas y lo que vosotros nos hacéis a nosotros al final del concierto (aplaudir) os lo vamos a hacer nosotros ahora porque os lo merecéis”, ha apuntado Álvaro Urquijo, vocalista y guitarrista del grupo antes de dar comienzo el concierto haciendo una reverencia al público.

Los Secretos presentan su gira 'De Vuelta' con su actuación exclusiva para el personal sanitario y el voluntariado de Cruz Roja, a la que tan solo se ha podido acceder por invitación de la organización. Aunque, como novedad añadida, la gente desde sus casas también ha podido seguir el desarrollo del concierto pagando 9 euros por el acceso al streaming.