Metro de Madrid detecta amianto en la pintura de trenes de la línea 1

Metro de Madrid detecta amianto en la pintura de trenes de la línea 1

Metro de Madrid ha anunciado la paralización y la suspensión temporal del mantenimiento de 13 unidades que prestan servicio en la línea 1 tras detectar material con amianto en la pintura aplicada para aislar y recubrir el interior de los paneles de chapa en cabina y coches, así como en las planchas metálicas bajo bastidor.

Se trata de unidades del modelo 2000 A de la tercera y cuarta remesa del fabricante Macosa, señala Metro de Madrid en una circular interna a la que ha tenido acceso Efe.

"Este recubrimiento de pintura bituminosa en su estado original es no friable si bien en su estado degradado se puede convertir en friable, por lo que los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo pueden verse afectados por la presencia de material con amianto detectado", añade la circular.

Se reúne la comisión de investigación

Precisamente este miércoles la comisión sobre la presencia de amianto en el suburbano madrileño retoma las sesiones en la Asamblea de Madrid con la comparecencia del exconsejero delegado de Metro, Juan Bravo, y el director general de Explotación Ferroviaria, Carlos Cuadrado.

Metro de Madrid sostiene que la presencia de amianto en algunas piezas de algunos trenes no supone "ningún riesgo ni para los viajeros ni para los trabajadores", han asegurado a Efe fuentes de la empresa.

No obstante, conforme a la normativa actual, se han suspendido temporalmente todos los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo sobre las 13 unidades, y cualquier actividad a realizar sobre las unidades "cautelarmente paralizadas, incluidas las maniobras y movimientos, deberán ser autorizadas por responsables de Mantenimiento".

Dos trabajadores muertos

Metro de Madrid tiene en marcha un plan para la eliminación del amianto en el que va a invertir 140 millones de euros hasta el año 2025, que también incluye actuaciones de desamiantado en quince estaciones y otras instalaciones -algunas de ellas todavía en ejecución-.

El suburbano madrileño ha acelerado el plan de eliminación del amianto de la red, con la retirada de distintas piezas de trenes (de los modelos 2000 y 5000, los más antiguos de la red) que contienen este mineral, de manera que a finales de 2019 todo el material móvil del metro madrileño esté libre de amianto.

Hasta la fecha son cuatro los casos de trabajadores de la compañía con enfermedad profesional como consecuencia de su exposición a fibras procedentes del amianto, de los que dos han fallecido, el primero de ellos el pasado 24 de mayo y otro la semana pasada.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Metro de Madrid