Un hombre es detenido por insultos racistas y agresión en un autobús de la EMT

Un hombre de 51 años ha sido detenido por un presunto delito de odio después de insultar y agredir a una mujer de origen dominicano en el interior de un autobús de la línea M1 de la EMT, que cubre la ruta entre Sevilla y Embajadores.

El conductor del autobús avisó a la Policía que, finalmente, detuvo a este hombre de nacionalidad española que tiene antecedentes policiales. Varios pasajeros que viajaban en ese momento en el autobús testificaron contra el presunto agresor.

"Por culpa de una negra como tú, no tengo casa"

El detenido está acusado de un delito de odio por los insultos racistas y por propinar un puñetazo a la mujer. El presunto agresor se dirigió a ella con frases como "por culpa de una negra como tú, no tengo casa" o "se deberían morir todos", tal y como consta en la denuncia.

Esteban Ibarra: "El mensaje para todos los que se van a comportar así es que no les va a salir gratis"

Para Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia, "lo más importante de este caso es que el conductor amparó a la víctima, hubo denuncia y también hubo testimonios".

"El mensaje para todos los que se van a comportar así es que no les va a salir gratis", ha declarado Ibarra en los micrófonos de Onda Madrid.

"España no es un país racista, pero hay actitudes racistas. Vivimos un crecimiento de los delitos de odio pero solo un 20% de los casos se denuncian". "Tenemos una invasión de insultos, injurias y calumnias por internet, por redes sociales, y más del 90% se quedan sin denuncia", asegura Ibarra.

"Hay que tener claro que el discurso de odio precede a la acción. Si se crea un clima de intolerancia, va a haber ese tipo de conducta", afirma Ibarra.

Desde 2015 está tipificado el delito de odio en nuestro Código penal. El año pasado Movimiento contra lo Intolerancia presentó más de 90 denuncias de las que solo el 40% prosperaron.