Garrido, de CEIM: “En la negociación de los ERTE estamos más cerca de los sindicatos que del Gobierno”

El presidente de CEIM Miguel Garrido visita el estudio de Onda Madrid para hablar de la situación de la economía madrileña. A Juan Pablo Colmenarejo en Buenos Días Madrid le cuenta cómo va la negociación de los ERTE con sindicatos y el Gobierno. “Nos encontramos que faltan pocos días y aún los trabajadores no saben qué van a hacer el 1 de octubre”, afirma.

“Es sorprendente la actitud del Gobierno –señala- que llega a las reuniones sin información y con varias posiciones. Es curioso cómo estamos más cerca de sindicatos que del Gobierno. Sabemos que para que haya acuerdo se debe tener buena fe y lealtad. Y este Gobierno llega con sorpresas, lo contrario a las buenas pautas”.

Saber lo que cuestan los ERTE

Garrido cree que todo se debe a causas económicas. “El gobierno ha llegado a la pandemia con las arcas esquilmadas con tantas elecciones y no sabemos a ciencia cierta cuánto están costando los ERTES. Reclamamos esa información y que sea desglosado mensualmente. Es necesario saber qué cuesta cada partida para saber dónde tenemos que apretar y dónde hacer un esfuerzo”, dice.

“Y no entendemos que se dé una cifra que parece exagerada, porque es la que sustenta, y que no se pueda extender a más sectores que afectan al turismo –señala- cuando hay muchas otras empresas afectadas por el parón del turismo pero no son aerolíneas, como puede ser un restaurante de la Puerta del Sol”.Situación de emergencia empresarial

Emergencia empresarial

Preguntado por el tránsito de ERTE a ERE y la avalancha de concurso de acreedores, Garrido asegura que “estamos en situación de emergencia empresarial. Hay centenares de miles de empresas que están en riesgo de desaparecer y en situación de quiebra técnica. Ya no es un problema temporal. Muchos saben que su disminución será definitiva o muy a largo plazo. Y deben adecuar sus plantillas a la realidad de la actividad”.

“Pedimos que los trabajadores no pierdan derechos pasivos –manifiesta- Pero aquellas empresas que acrediten lo de adecuar, que el FOGASA se haga cargo de la mitad del despido. Esto ya ha ocurrido en el pasado. El fondo de recuperación europeo podría financiar esto, para que las empresas sigan siendo competitivas”.

Sobre temas claves de la actualidad opina Garrido que “no creo que sea momento de hacer una reforma laboral. No tiene sentido”. “Creemos que se deben seguir bajando impuestos para reactivar la economía y facilitar más dinero a empresas y familias”. “El 40% de paro juvenil es un drama y más cuando van a ser ellos los que paguen la deuda”.

En cuanto a las posibles restricciones en Madrid, Garrido reconoce que “les genera una enorme intranquilidad. Es una pesadilla porque parece que no se han hecho los deberes y seguimos improvisando. Además, no nos han consultado".

"La situación es preocupante y no podemos parar la actividad -afirma- La mayor parte de los brotes no han sido en el ámbito laboral, ni en el turismo. Sino en las actividades sociales y familiares. No podemos permitirnos estos niveles de contagios pero hay que salvaguardar la actividad económica, porque sino, nos vemos avocados a destrucción masiva de empleo”.

Por último, sobre las previsiones de contracción económica que hizo ayer el Banco de España, Garrido es pesimista. “No me atrevo a decir una cifra pero pueden ser aún peores. Hay mucho desempleo camuflado en los ERTES”.