España participará en la intervención militar en Libia

Ban Ki-moon insta a autoridades Libia a cesar inmediatamente las hostilidades

Rajoy se muestra satisfecho por la resolución de la ONU al tratarse de "evitar una masacre contra inocentes"

Autoriza a Estados Unidos el uso de las bases aéreas de Rota y Morón

internacional

| 18.03.2011 - 11:08 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha solicitado al Congreso autorización para que las Fuerzas Armadas puedan participar en una intervención militar internacional en Libia con medios navales y aéreos y ha autorizado a Estados Unidos el uso de las bases aéreas de Rota y Morón.

Zapatero ha comparecido ante los medios de comunicación junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, después de que el Consejo de Seguridad diera luz verde el uso de la fuerza en Libia para frenar al régimen de Muamar el Gadafi y de que éste declarara un alto el fuego inmediato.

El jefe del Gobierno, que ya ha informado al Rey y ha mantenido varios contactos con el presidente del PP, Mariano Rajoy, participará mañana en París en un encuentro que ha convocado el presidente francés, Nicolas Sarkozy, con varios líderes europeos, de la Liga Árabe y de la Unión Africana.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha instado a las autoridades libias "a que cesen inmediatamente los hostilidades" y apliquen todos los términos de la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad, y ha pedido que la comunidad internacional siga hablando "unánimemente".

RAJOY SATISFECHO APOYA LA INTERVENCION

Por su parte, el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, ha expresado este viernes su satisfacción por la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU en relación con Libia ya que, según ha dicho, se trata de "evitar que haya atentados contra las personas", así como "evitar una masacre contra ciudadanos inocentes".

"Se trata fundamentalmente de evitar que una persona que se erige en juez de la vida de los demás, pueda seguir bombardeando y atentando contra seres humanos y personas inocentes", ha remarcado el líder de los 'populares'. Ha comentado que el PP celebra "que, por fin, la comunidad internacional haya fijado una posición y haya tomado una decisión" respecto a los sucesos del país africano.

Rajoy se ha pronunciado de este modo tras presenciar desde el balcón principal del Ayuntamiento de Valencia la penúltima 'masclet' de las Fallas de 2011, durante un encuentro mantenido con los medios de comunicación convocado únicamente para dar a conocer la posición del PP en relación con los últimos acontecimientos en Libia y la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU.

El responsable 'popular' ha comentado, en este sentido, que "se trata de evitar que haya atentados contra las personas, contra los seres humanos, contra su vida y contra su integridad física", además de "evitar una masacre contra ciudadanos inocentes". "Por tanto, estamos muy satisfechos de la resolución que ha tomado la comunidad internacional y, en concreto, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", ha declarado.

Tras ello, ha destacado que su formación "estará siempre, con sus aliados", según ha dicho, "los miembros de esa comunidad internacional". Ha explicado que ayer jueves, "a última hora de la noche" y antes de que Naciones Unidas adoptara su decisión, habló con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al igual que ha hecho esta misma mañana, por lo que ha resaltado que está "informado" de los acontecimientos y las medidas sobre Libia.

POSICION "RECEPTIVA"

Mariano Rajoy ha indicado que Rodríguez Zapatero le ha comunicado que la próxima semana habrá un debate en el Congreso para tratar la posición española y su participación "a la vista de las peticiones que hagan nuestros aliados". Ha asegurado que "el PP está en ese debate" y ha destacado que la posición de los 'populares' será "receptiva" a lo que se plantee en la Cámara Baja.

El líder nacional del PP ha insistido en que se trata de "evitar" que se atente contra "personas inocentes" y ha manifestado que "la obligación básica de la comunidad internacional y de cualquier demócrata responsable, sensato y con sentimientos es defender lo más importante que tenemos en el mundo, que son las personas, su vida y sus derechos individuales".

CAYO LARA: LA INTERVENCION RESP0NDE A INTERESES PETROLIFEROS

Por su parte, el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha dicho hoy que le gustaría que la crisis de Libia no se convierta en un "segundo Irak", y se ha mostrado convencido de que una posible intervención militar responde más a intereses petrolíferos que a la instauración de la democracia.

Con ocasión de un acto celebrado en Palma, Lara ha apostado por la resolución del conflicto mediante la negociación y ha añadido que la crítica situación en el país es un "fracaso" de la política y de la diplomacia.

El líder de IU ha denunciado la "hipócrita" actuación de los gobiernos europeos porque ahora están dispuestos a intervenir y antes vendían armas por petróleo.

"No es posible", ha insistido Lara, que Libia haya sido para los países europeos y Estados Unidos el "amigo al que todo el mundo agasajaba y le vendían armas por petróleo".

Aunque ha deseado equivocarse, el coordinador de IU ha manifestado que Estados Unidos es el principal impulsor del derrocamiento del "dictador" Muamar el Gadafi porque "le tiene muchas ganas" al petróleo que hay en el país mediterráneo.

Sobre el restablecimiento de la democracia en Libia, el dirigente político ha recordado que el país está configurado por un sistema de tribus y clanes, lo que dificultaría la transición política.