Sánchez llama a la unidad que acabó con ETA para acabar con los yihadistas

El PSOE sacrifica su acto central de precampaña para solidarizarse con París

nacional

| 14.11.2015 - Actualizado: 16:08 h
REDACCIÓN

El PSOE ha tenido que cancelar la conferencia política en la que iba a aprobar su programa electoral, el acto más importante de su precampaña, para mostrar toda su solidaridad con el pueblo francés ante la tragedia que han supuesto los atentados yihadistas cometidos en París.

La convención iba a congregar durante dos días en el recinto ferial de Ifema de Madrid a 1.200 invitados procedentes de toda España, entre cargos públicos, militantes y personas ajenas al partido.

El acto más multitudinario de la precampaña tenía como fin poner de relieve la unidad del partido en torno a la figura del secretario general y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, y azuzar la movilización de las bases para lograr la victoria el 20 de diciembre.

Sin embargo, ante la gravedad de lo ocurrido en Francia y en vista de que otros partidos también cancelaban sus actos, poco antes de comenzar la conferencia, se ha confirmado la suspensión y se ha decidido limitarla a una declaración ante el plenario de Sánchez para condenar los atentados.

"Sé que compartís esta decisión conmigo", ha asegurado el secretario general, quien ha expresado su agradecimiento "de corazón" a los miles de socialistas que han participado en la confección del programa.

"Vuestra energía y compromiso son hoy más necesarios que nunca, en honor a ese compromiso y al dolor que compartimos con el pueblo francés", ha añadido Sánchez con rictus serio y ante la bandera de Francia que se mostraba en la pantalla gigante del escenario.

Aunque la foto con la plana mayor del partido se reservaba para mañana en la clausura, las circunstancias han alterado el guión previsto.

Sánchez ha estado respaldado por los cuatro ex secretarios generales del PSOE, Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia, con los que, después de su discurso, se ha reunido durante casi una hora para intercambiar impresiones sobre el alcance de lo ocurrido en París.

En el pabellón también han arropado a Sánchez la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y los de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y Asturias, Javier Fernández.

Tras las palabras del líder del PSOE y del minuto de silencio, los asistentes han brindado un largo y emocionado aplauso para recordar a los al menos 120 fallecidos en la cadena de atentados y solidarizarse con el pueblo francés.

A pesar de la incomodidad que suponía el desplazamiento a Madrid desde todos los rincones de España para asistir durante dos días a la convención, ha habido unanimidad entre los delegados a la hora de considerar que lo adecuado era cancelarla.

"No tenía mucho sentido seguir. Lo importante era la unidad, la responsabilidad y la cohesión de los demócratas", ha opinado a Efe el secretario general del PSOE de Murcia, Rafael González Tovar.

Uno de los presidentes socialistas ha convenido en que se ha hecho lo correcto: "Lo teníamos claro desde anoche. Ya con los primeros muertos era evidente que teníamos que suspenderlo porque esto es un ataque a la democracia".

"Hoy todos somos París, somos Francia. Estamos con las libertades y la democracia", ha asegurado el líder de las Juventudes Socialistas, Nino Torre, en un comunicado.

Uno de los diputados presentes en el acto ha reflexionado con rabia que, dejando clara la condena y el dolor, habría que "plantarse" ante los terroristas y no admitir que "alteren la agenda", aunque ha añadido que para ello, sería preciso que todos los partidos actuaran en bloque.

Antes de la declaración de Sánchez, el plenario ha aprobado por asentimiento el programa electoral, toda vez que la conferencia tenía el mandato del Comité Federal, el máximo órgano del partido, de refrendar el texto con las enmiendas que habían salido adelante en los debates en comisión.

Sánchez se va a desplazar esta tarde a la residencia del embajador del Francia en Madrid para firmar en el libro de condolencias acompañado del presidente del Partido de los Socialistas Europeos, Sergei Stanishev, uno de los invitados a la conferencia.