Tres equipos de terroristas actuaron de forma coordinada en los ataques de París

La cifra de víctimas mortales por los atentados de anoche en París asciende ya a 129, mientras que los heridos son 352, de ellos 99 muy graves, informó hoy el fiscal general de Francia, François Molins.

Los siete terroristas que atentaron en la noche del viernes en diferentes puntos de París se habían dividido en tres equipos distintos para cometer sus crímenes, según los primeros indicios de la investigación del mayor ataque terrorista sufrido por Francia, ha informado el fiscal general de Francia, François Molins.

Por lo que sabe a raíz de las primeras investigaciones sobre la identidad de los terroristas y sus posibles cómplices, los atacantes yihadistas se organizaron en tres equipos coordinados.

Uno de ellos se dirigió al Estadio de Francia, donde se disputaba el partido de fútbol amistoso entre Francia y Alemania, y donde tuvieron lugar tres explosiones, la primera de ellas a las 21:25 horas. Otro comenzó un tiroteo en el centro de París a las 21:25h y el tercero se dirigió a la sala de conciertos Bataclan, a las 21:40 horas, donde tenía lugar un concierto de rock del grupo Eagles of Death Metal.

Los autores de los tiroteos iban armados con fusiles Kalashnikov, de fabricación rusa, y todos los terroristas portaban un chaleco con explosivos primarios (nitratos), equipados con unas pilas y botones de presión para activarlos.

También ha detallado el fiscal que los terroristas que asaltaron la sala de conciertos Bataclan, que llegaron a bordo de un Volkwagen Polo negro -según los vídeos grabados por cámaras de seguridad- hicieron alusiones a Siria a Irak durante su ataque, en el que murieron al menos 89 personas de las al menos 129 víctimas mortales confirmadas en los atentados.

UN DELINCUENTE COMÚN FRANCÉS, UNO DE LOS TERRORISTAS

Sobre la identidad de los terroristas, de momento se ha confirmado que uno de ellos era un delincuente común de origen francés, de 29 años, que tenía una ficha policial por vínculos con el yihadismo, pero que no había estado en la cárcel.

El terrorista pudo ser identificado gracias a las huellas dactilares extraídas de uno de sus dedos seccionados, dijo Molins, que agregó que la policía ya le había abierto una ficha S (considerado sospechoso) por radicalismo en 2010.

Este hombre, originario de la localidad de Courcouronnes, a unos 35 kilómetros al sur de París, había sido condenado hasta en ocho ocasiones por delitos comunes, pero pese a ello nunca había llegado a pasar por prisión.

EL COCHE DE LOS TERRORISTAS DE BATACLAN, ALQUILADO EN BÉLGICA

Por otra parte, los tres hombres detenidos en Bélgica por su posible participación en los atentados de París eran desconocidos para los servicios de inteligencia franceses, ha informado Molins durante su conferencia de prensa.

Uno de ellos era un francés residente en Bélgica que había alquilado el coche en el que los terroristas llegaron a la sala de conciertos Bataclan, donde tuvo lugar la mayor masacre, al mantener como rehenes a los 1.500 asistentes a un concierto y tratar de ejecutarlos a todos.

El hombre fue arrestado en un control policial en la frontera francobelga junto a otros dos individuos, ha dicho Molins, que ha señalado que ninguno de los tres estaba fichado en Francia. Los otros dos arrestados eran, como el primero, residentes en la región de Bruselas, indicó el fiscal. La operación en Bélgica continúa y no se descartan registros.

PASAPORTE SIRIO JUNTO A UNO DE LOS TERRORISTAS

Además, el fiscal ha confirmado que junto al Estadio de Francia, donde se disputaba el partido amistoso Francia-Alemania y tuvieron lugar tres explosiones (de las que dos probablemente fueron producidas por otros tantos terroristas suicidas), las fuerzas de seguridad encontraron un pasaporte sirio, de un joven nacido en 1990.

En dicho pasaporte figuraba un registro del pasdo 10 de octubre en la isla griega de Leros, según informó el ministro griego de Protección Ciudadana, Nikos Toskas, en un comunicado.

El ministro heleno subrayó, sin embargo, que no hay certeza de que el pasaporte perteneciera a la persona que lo llevaba, ni tampoco si se trata de uno de los terroristas o acaso de una víctima. Del mismo modo, las autoridades francesas aún no han verificado si el portador del pasaporte pasó por más países europeos en su camino hasta Francia, según una fuente de la Policía griega.

Medios de comunicación franceses informan también del hallazgo de un pasaporte egipcio cerca del cuerpo de un segundo terrorista suicida en la misma zona.

EL ESTADO ISLÁMICO REIVINDICA LOS ATENTADOS

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha lanzado este sábado un comunicado de texto y audio difundido en internet en el que reivindica la autoría de los ataques terroristas. "Ocho hermanos ataviados con cinturones explosivos y ametralladoras atacaron objetivos seleccionados con precisión en el corazón de la capital francesa", señala el comunicado, publicado en foros yihadistas y redes sociales.

Además, el grupo terrorista ha lanzado una amenaza: "Que sepa Francia y los que van en su camino que van a estar a la cabeza de los objetivos del (grupo) Estado Islámico y que el olor a muerte no va a abandonar sus narices mientras que lideren la campaña cruzada" contra los yihadistas en Siria e Irak.

El comunicado justifica su amenaza porque, según los yihadistas, los franceses "se atrevieron a insultar al profeta (Mahoma) y se jactaron de luchar contra el islam en Francia y de atacar a los musulmanes en la tierra del califato con sus aviones, que no les sirvieron para nada en las calles de París". "Esta batalla es la primera y es una advertencia para los que quieran aprender de ella", añade el mensaje.

Entre los objetivos atacados, el grupo terrorista destacó el Estadio de Francia, durante un partido entre "los cruzados" Francia y Alemania y al que asistía el presidente francés, François Hollande.

También resaltó la sala de fiestas Bataclan, "donde se concentraron cientos de apóstatas en un concierto amoral y de desenfreno", además de otros objetivos que fueron atacados de forma simultánea en los distritos X, XI y XVIII de la capital francesa.

"Tembló París (...) se estrecharon sus calles y el saldo de víctimas de los ataques fue de al menos 200 cruzados muertos y más heridos, gracias a Dios", continua el comunicado.

Además, la organización terrorista precisó que los atacantes activaron sus cinturones explosivos en medio de los infieles "después de que se quedaran sin munición". "Esperamos que Alá los acepte entre los mártires y que nos lleve con ellos a nosotros también", agrega su comunicado.

Asimismo, el EI calificó a Francia de "capital del desenfreno y del vicio y portadora de la bandera de la cruz (en referencia al cristianismo) en Europa".

HOLLANDE: "UN ACTO DE GUERRA CONTRA FRANCIA"

Poco antes, en una declaración pública, el presidente francés, François Hollande, apuntaba al "ejército yihadista del Estado Islámico" (EI) como autor del "acto de guerra contra Francia" cometido anoche en París.

"Lo que se produjo ayer en París y en Saint Denis (donde está el Estadio de Francia) es un acto de guerra, y frente a la guerra el país debe tomar las decisiones apropiadas", anunció Hollande, en una breve declaración al término de un Consejo de Defensa con varios miembros de su Gobierno tras la oleada de ataques de anoche a una sala de fiestas, varios restaurantes y el icónico estadio de fútbol.

"Es un acto de guerra que estaba preparado, organizado y planificado desde el exterior y con complicidades interiores que la investigación establecerá", subrayó el jefe de Estado, que decretó tres días de luto por esta "barbarie absoluta".

Para el presidente, los yihadistas pretendían atentar contra "los valores que defendemos por todo el mundo (...), contra lo que somos, un país libre que habla al conjunto del planeta".

FRANCIA CONTEMPLA DECRETAR EL TOQUE DE QUEDA SI HAY RIESGOS

Por otra parte, el Gobierno francés ha dado competencias a sus prefectos para que decreten el toque de queda si consideran que hay riesgos para el orden público y también podrán decidir el cierre de salas de espectáculos, bares o suspender manifestaciones públicas, indicó hoy el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

En una declaración pública para precisar, entre otras cosas, el alcance del estado de emergencia, decretado anoche, Cazeneuve explicó que en París y en los departamentos limítrofes se han suspendido "todas las manifestaciones públicas" hasta el jueves próximo y en el resto de la región hasta el lunes.

También dijo que en el restablecimiento del control de las fronteras están participando los países europeos vecinos, a los que Francia ha pedido que intensifiquen las verificaciones de quienes entran por avión, tren o carretera.

1000 MILITARES Y 320 GENDARMES

Señaló que se van a incorporar al dispositivo de seguridad de la capital 1.000 militares y 320 gendarmes, que se vienen a sumar a los 30.000 que desde comienzos de año -tras los atentados yihadistas de enero- están implicados en la protección de lugares sensibles.

"Todas nuestras fuerzas de seguridad están movilizadas" y "tienen el apoyo de la nación entera", afirmó Cazeneuve, que quiso rendir homenaje a la acción de policías y bomberos que tuvieron que intervenir anoche en los diversos ataques sufridos en París, en los que murieron al menos 127 personas.

"Somos unánimes -insistió- en el apoyo a las fuerzas del orden en su combate contra la barbarie".