Libres e Iguales: el Estado no responde al desafío secesionista "como se merece"

Nace una plataforma cívica como la voz de "muchos" catalanes que se sienten parte de España

Suárez Illana se une a la iniciativa contra el desafío soberanista

nacional

| 15.07.2014 - Actualizado: 21:01 h
REDACCIÓN

La plataforma cívica 'Libres e iguales' ha presentado este martes ante el Congreso su manifiesto fundacional, firmado por medio centenar de políticos, intelectuales, periodistas y diversas personalidades, que consideran que el secesionismo catalán no ha recibido hasta ahora "la repuesta que se merece", que el Estado está "a la defensiva" y que entre las élites predomina "el tacticismo y la resignación".

La diputada del PP Cayetana Alvarez de Toledo ha leído este martes esta crítica carta de presentación, en la que también se advierte de que mientras no se está produciendo un debate de fondo sobre la gravedad de este desafío, "proliferan maniobras opacas para ofrecer nuevos privilegios al nacionalismo a costa de la soberanía de los españoles".

A la lectura del manifiesto ante el Congreso de los Diputados han acudido buena parte de los primeros miembros de esta plataforma, entre ellos, el escritor y premio Nóbel de literatura Mario Vargas Llosa, quien ha defendido que este grupo es la voz de los "muchos" catalanes que rechazan el proceso soberanista y que "se sienten bastante abandonados y huérfanos".

UN ESTADO RESIGNADO

La plataforma explica en su manifiesto de presentación que nace como reacción ante la pretensión del secesionismo catalán de romper la convivencia entre españoles y "su más valioso patrimonio: la condición de ciudadanos libres e iguales".

"El secesionismo catalán se hermana con el populismo antieuropeo y promueve la derrota de la democracia española. Evitar esa derrota es responsabilidad de todos y la primera obligación de los partidos políticos", se agrega.

A juicio de este colectivo, este "desafío" no ha recibido "la respuesta que se merece", por un Estado "a la defensiva" dirigido por élites en las que prevalece "el tacticismo y la resignación". "En cambio, proliferan maniobras opacas para ofrecer nuevos privilegios al nacionalismo a costa de la soberanía de los españoles", aseguran.

Y de este punto parten dos reclamaciones. Por un lado, a los partidos que quieran "preservar las bases de la democracia" y directamente, a PP, PSOE, UPyD y Ciudadanos, a los que se les plantean tres exigencias.

A LOS PARTIDOS Y A LA SOCIEDAD

La primera, reivindicar la Constitución "sin renunciar a las reformas cíclicas" que mejoren la calidad democrática; además, rechazar cualquier negociación para limitar la soberanía nacional con el pretexto "de evitar el conflicto"; y en tercer lugar, alcanzar un "pacto público, solemne y conciso" de unidad de acción frente al secesionismo y que garantice que cualquier "alteración de las bases constitucionales" deberá ser refrendada por todos los españoles.

Pero esta plataforma lanza un mensaje también al resto de los ciudadanos, a los que les piden que trabajen "organizadamente" a favor de la deslegitimación intelectual y política del nacionalismo. "Y que se movilicen con nosotros en defensa de la comunidad de libres e iguales que es responsable de la época más justa y fértil de la historia de España", concluyen. UN "MONOLOGO IMPUESTO"

Vargas Llosa ha censurado que se quiere hacer ver que los catalanes componen "una sola voz" a favor del independentismo, "un monólogo que las autoridades han impuesto y que en cierta forma silencia a un sector importante que se siente parte de España". "Creo que ese sector necesita recibir la solidaridad y el apoyo del resto de los españoles", ha añadido.

Para Vargas LLosa, el momento en que se presenta esta plataforma cívica es "neurálgico". El problema que se ha planteado ante el impulso secesionista es a su juicio "muy serio y "sumamente peligroso" y requiere de una movilización que lo afronte "con argumentos". "Es oportuno. Ojalá tenga seguidores en toda España", ha concluído.

MOVILIZACION CIVIL

También ha participado en el acto Adolfo Suárez Illana, para quien la sociedad tiene que defender la Constitución como la herramienta que le ha permitido pasar los mejores 30 años de su historia. "Achacarle todos los fallos o problemas que podemos tener se me hace como si le echáramos al inventor de la rueda la culpa de todos los accidentes que sufrimos", ha dicho.

Suárez Illana ha admitido que esa Constitución quizá no ha sido "bien empleada" y ha llamado a sacarle partido y defender "tanto su vigencia como su buen uso para el entendimiento de todos los españoles".

Preguntado por la próxima conversación entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat, ha defendido el diálogo pero no las concesiones --"lo ha dejado clarísimo el señor Rajoy"--, porque no cabe quebrantar la ley.

FIRMANTES

Entre los firmantes del manifiesto figuran el dramaturgo Albert Boadella, el empresario Carlos Falcó, el cineasta José Luis Garci, la historiadora Carmen Iglesias, la abogada Carmen Ladrón de Guevara, la exdirigente del PP María San Gil o los filósofos Aurelio Arteta y Fernando Savater, así como los escritores Fernando Sánchez Dragó o Andrés Trapiello.

También se han sumado de entrada Adolfo Suárez Illana, hijo del primer presidente de la democracia, el exdiputado socialista Luis Leguina, el exsecretario general de los socialistas vascos Nicolás Redondo Terreros o el exsecretario general de Comisiones Obreras José María Fidalgo.