Rajoy sobre Mas: "vamos a hablar pero no voy a hacer lo que ni puedo ni debo"

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, se ha referido hoy a su próxima reunión con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y ha advertido de que su posición sobre la consulta soberanista no ha cambiado: "Vamos a hablar, pero yo no voy a hacer aquello que ni puedo ni debo hacer".

En su discurso de clausura de la escuela de verano del PP celebrada en El Escorial (Madrid), Rajoy ha admitido que la cuestión catalana es "un problema" que "hay que afrontar", pero también ha señalado que "las cosas se piensan bien antes de hacerse".

Y ha advertido a Mas de que "no se puede exigir al presidente del Gobierno que autorice un referéndum en contra de la decisión del Parlamento nacional, en contra de las decisiones del Tribunal Constitucional, en contra de la ley, en contra de sus propias convicciones y en contra de lo que piensan el conjunto de los españoles". "No se puede exigir", ha sentenciado.

Al salir de la escuela de verano, Rajoy ha comentado, en una conversación informal, que la fecha de la reunión no está cerrada, y ha admitido que el contexto es difícil ante las posiciones de cada uno.

En su discurso, el jefe del Ejecutivo ha recordado que la reunión con Mas no será "ni la primera, ni la segunda, ni la tercera ni la cuarta", pero, ha admitido que "es bueno hablar", como también es bueno y positivo "fijar con claridad la posición de cada uno".

Ha insistido, eso sí, en que su posición -la de que la consulta es ilegal y no va a celebrarse- es "conocida" y "exactamente la misma" que manifestó el día en que se enteró por los medios de comunicación de la convocatoria del referéndum, su fecha, y las preguntas que se pretendían formular a los catalanes.

Rajoy ha insistido, además, en que le volverá a decir al presidente catalán "con la misma claridad" que "lo que sea España" no lo pueden decidir ellos dos "en una conversación", como tampoco lo deciden el Parlamento autonómico y "ni siquiera" el nacional.

Lo que sea España, ha añadido, "sólo lo pueden decidir el conjunto de los españoles".

"Ésa es mi posición, ésa es mi obligación lo que haría cualquier presidente del Gobierno de España, fuera el que fuera. Vamos a hablar pero yo no voy a hacer aquello que ni puedo ni debo hacer", ha subrayado.

Insta a la oposición a presentar sus propias propuestas de regeneración

el presidente del Gobierno ha instado también a la oposición a dialogar en septiembre sobre las propuestas de regeneración democrática planteadas por el PP y a que, a su vez, plantee las medidas que considere oportunas.

Rajoy se ha referido a este debate en la clausura de la Escuela de Verano que el PP ha celebrado en la localidad madrileña de El Escorial y que ha tenido como uno de sus ejes las futuras medidas de regeneración democrática

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que desde el principio de la legislatura el Gobierno ha hecho un esfuerzo que va a continuar para recuperar la confianza de los ciudadanos en las instituciones y en la política.

"Hemos visto muchas cosas que vienen muchas de muy atrás y queremos que esas cosas no se vuelvan a producir nunca más en nuestro país", ha recalcado Rajoy.

En ese contexto, ha reiterado su disposición a ofrecer en septiembre al resto de partidos una serie de propuestas del PP.

"Son nuestras propuestas. Que digan que sí o que no, y, si quieren traer propuestas, las estudiaremos, y, si no, que no digan nada, pero nosotros tenemos propuestas", ha señalado.

Rajoy ha insistido en que el Gobierno pretende que los ciudadanos sientan más cercanos a sus representantes políticos y, por ello, ha planteado que sea alcalde el cabeza de lista más votado.

"Es lo razonable y lo lógico. Lo que sería absurdo -ha precisado- es que planteáramos lo contrario".

El jefe del Ejecutivo ha explicado que no se trata de una "ocurrencia" y ha recordado que es una propuesta que figuraba en el programa electoral del PSOE no hace muchos años y que está recogida en legislaciones como las de Francia, Reino Unido o Portugal.

El presidente del Gobierno ha recordado también otras medidas que se han ido presentando como el proyecto de ley orgánica de control de la actividad financiera de los partidos y el proyecto de ley reguladora del ejercicio de alto cargo de la administración general del Estado.

A ello ha sumado la ley de financiación de los partidos, la limitación de los sueldos de los responsables de empresas públicas y de entidades bancarias intervenidas, y la eliminación de lo que cobraban los altos cargos al cesar en sus responsabilidades.

También ha citado la decisión sobre la responsabilidad penal de los partidos y la ley de Transparencia, y ha subrayado que todas estas medidas han sido muy valoradas por la Comisión Europea.

ECONOMÍA

Asimismo, Mariano Rajoy ha subrayado hque el anterior Ejecutivo dejó "un futuro plagado de incertidumbres" y, con todas las reformas que se han puesto en marcha, se está construyendo "un mañana lleno de seguridad".

El jefe del Ejecutivo ha recordado una serie de cifras macroeconómicas que demuestran la recuperación y la eficacia de las reformas aunque ha reconocido que aún queda mucho por hacer.

En ese contexto, ha insistido en su reivindicación de que, frente a lo que pretenden hacer creer partidos como el PSOE, el Gobierno ha garantizado el Estado del bienestar.

"El Estado del bienestar español está funcionando mejor que nunca", ha garantizado.

IGNACIO GONZALEZ REPROCHA LA CARA Y DESFACHEZ DE PODEMOS

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha reprochado hoy la "cara" y la "desfachatez" de quienes llaman casta a los políticos, en alusión a Podemos, y defienden un sistema más participativo pero se niegan a la elección directa de alcaldes.

González ha expresado esos reproches en su intervención en la jornada de clausura de la Escuela de Verano del PP, en la que ha instado al PP a poner en valor todo lo que representa y su enorme vocación de servicio.

Por ello, ha dicho que le molesta que haya quien diga (en referencia a Pablo Iglesias, líder de Podemos) que los políticos forman parte de una casta.

"Hace falta tener la cara muy dura para llamar casta desde un escaño del Parlamento Europeo a los miles de cargos públicos que trabajan diariamente por sus vecinos cobrando poco o nada y cobrando ellos en el Parlamento Europeo al menos 10.000 euros al mes", ha señalado.

También ha dicho que hace falta tener "mucha desfachatez" para decir que hay que hacer más participativos los parlamentos pero negarse a que los ciudadanos puedan elegir directamente a sus diputados y alcaldes.

De la misma forma, ha considerado que hay que ser "muy tramposo" para defender la democracia directa en la calle y negar legitimidad a un Gobierno respaldado por la mayoría de los ciudadanos en las urnas.

González se ha referido a la última encuesta del CIS en la que los españoles expresan una notable preocupación por la actitud de los políticos.

Eso cree que debe hacer pensar en que algo no se está haciendo bien y es necesario arreglar.

Pero ha precisado que sólo el PP puede hacerlo porque es el único con ideas claras y las sabe aplicar.

Ha advertido de que muchos, especialmente los que se arrogan una exclusiva legitimidad democrática, defienden la regeneración como si no valiera nada de lo que se ha conseguido hasta ahora y todo estuviera deslegitimado.

Ha reconocido que todo es mejorable, pero ha advertido de que sería "una irresponsabilidad histórica" renunciar a todo lo logrado "tan sólo porque a los que no están en la responsabilidad de Gobierno piensan que la única manera de acceder al mismo es derrumbando el sistema democrático que a ellos no les ha legitimado para hacerlo al no conseguir la voluntad mayoritaria de los ciudadanos".

El presidente de la Comunidad de Madrid ha instado a reaccionar contra esas actitudes y dejar bien claro que el modelo del PP son las democracias consolidadas y los países libres y prósperos, así como que el modelo no pueden ser "la Venezuela de Chávez ni la Cuba de los Castro ni los regímenes socialistas que se quieren presentar como una referencia".

En alusión al proceso que está viviendo el PSOE, ha advertido de que la regeneración democrática tampoco pasa por hacer unas primarias porque en ellas sólo hay "discursos huecos e internos y el único objetivo es 'quítate tú, que me pongo yo'".