Libres e Iguales califica el proceso participativo de "mutilación sectaria"

una concentración en la plaza Sant Jaume de Barcelona

nacional

| 08.11.2014 - 15:11 h
REDACCIÓN

El movimiento Libres e Iguales ha tildado este sábado el proceso participativo previsto para este 9 de noviembre como una "mutilación sectaria" de los derechos políticos de los españoles.

En una concentración en la plaza Sant Jaume de Barcelona, que ha reunido a unas 300 personas, el periodista y miembro de Libres e Iguales, Arcadi Espada, ha leído el manifiesto que critica el "atropello" que, según el movimiento, supone privar a los ciudadanos españoles de una parte de su soberanía.

El manifiesto pide al Gobierno central que defienda con firmeza a los españoles y no concede ninguna legitimidad al 9N por contribuir a la fragmentación de la ciudadanía apelando a "supuestos derechos preconstitucionales", una proclama que ha recibido el apoyo del presidente de C's, Albert Rivera, y UpyD.

Rivera ha declarado que el manifiesto es un reflejo de la unidad española, y ha insistido que lo que ocurre en Cataluña importa a toda España porque todos los ciudadanos tienen el mismo derecho a decidir.

Ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que no permita la utilización de fondos públicos para impulsar el proceso participativo del 9N y que use la ayuda de los funcionarios como policías, jueces y fiscales para impedir que se abran los colegios al servicio de una causa que no es, según él, un proceso democrático.

El líder de C's ha instado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a que acate la resolución del Tribunal Constitucional, respete los derechos fundamentales de los españoles y presente un proyecto de reforma constitucional que incluya el derecho a la autodeterminación.

Preguntado por los medios sobre un posible acuerdo entre el Ejecutivo central y CiU para la mejora de la financiación e infraestructuras de Cataluña, Rivera ha dicho que las negociaciones deben hacerse con "luz y taquígrafos" y ha afirmado que, según él, el Gobierno central no puede fingir públicamente y pactar de espaldas a la ciudadanía.

Ha recordado que lo que ocurre en Cataluña también es un asunto europeo, y ha pedido a los líderes europeos que "se mojen" para detener al populismo y el separatismo emergente en Europa que, según él, puede detenerse con "más unión y una política clara de unificación".

Tras el acto, se han producido un enfrentamiento entre un grupo de independentistas vascos y partidarios de la unidad de España, y los Mossos d'Esquadra han tenido que intervenir para separar a los dos grupos.