El Príncipe presidirá el desfile del 12 de octubre

Contará con la presencia de 12 presidentes autonómicos

Defensa vuelve a prescindir de carros de combate y 'cazas' en una parada que costará un 16% menos que la del año pasado

nacional

| 11.10.2013 - 19:21 h
REDACCIÓN

El Príncipe de Asturias presidirá este sábado, por primera vez el desfile militar por la Fiesta Nacional con motivo del 12 de octubre debido a la ausencia del Rey Juan Carlos, todavía convaleciente de su última operación de cadera. Así pues, el Heredero será el protagonista absoluto de una parada que, como viene siendo habitual, será aún más austera que en años anteriores.

El Ministerio de Defensa ha preparado este año un acto, que discurrirá entre la Plaza de Colón y el Paseo del Prado, con un formato muy similar al de 2012 y que costará unos 823.000 euros, un 16 por ciento menos que el año pasado, que se limitará prácticamente al paso de unidades a pie y en el que no podrán verse carros de combate ni 'cazas' por el centro de Madrid.

Los actos se iniciarán en torno a las 10.30 horas con la llegada de los Príncipes de Asturias a la plaza de Neptuno, donde recibirán los honores de ordenanza, tras los cuales Don Felipe revistará el Batallón de la Guardia Real, que le rendirá honores, y saludará a las autoridades.

La ausencia por primera vez del Rey, pero también de la Reina y el resto de la Familia Real, en la celebración del desfile por la Fiesta Nacional obligará a realizar cambios en el protocolo para ajustar el acto a los honores que la ley establece para el Heredero, diferentes a los que deben rendirse al jefe del Estado. Según el reglamento, aprobado en 2010, durante la parada militar las banderas que portarán las grandes unidades no responderán al saludo castrense del Príncipe, ya que sólo lo hacen ante el monarca, y se tocará una versión más breve del himno nacional.

ESCUDO DE LA CASA REAL, GUION DEL PRINCIPE

Pero al margen de quienes vayan a ocupar este sábado, la tribuna principal tendrá la misma apariencia que en años anteriores, ya que el escudo que presidirá el lugar es el de la Casa Real. No ocurrirá lo mismo con el guión que llevará la Guardia Real, en este caso el correspondiente al Príncipe de Asturias.

Don Felipe y Doña Letizia estarán acompañados durante el desfile en la tribuna principal por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García-Escudero, respectivamente; así como ministros y autoridades nacionales, autonómicas y locales.

También está prevista la asistencia al desfile de los presidentes de Madrid, Andalucía, Aragón, Castilla y León, Galicia, Cantabria, Castilla-La Mancha, Navarra, Extremadura, Canarias, Ceuta y Melilla, además de otros representantes de la vida política como diputados y senadores.

Tras los homenajes a la bandera y a los que dieron su vida por España, la Patrulla Aguila, formada por siete aviones C-101 de la Academia General del Aire, realizará una pasada formando los colores de la enseña nacional. Este será el único ejercicio aéreo que podrá verse durante la parada militar, ya que este año, como ya ocurrió en 2012, la bandera tampoco llegará desde el aire a manos de un especialista de la Patrulla Acrobática del Ejército del Aire como una de las medidas de ahorro.

DESFILE TERRESTRE

Al mando del jefe de la Brigada de Infantería Paracaidista 'Almogávares', general Juan Cifuentes, comenzará el desfile terrestre con la sección de motos de la Guardia Real, a la que seguirá el Mando y Estado Mayor de la Brigada Paracaidista, que dará paso al Escalón Motorizado formado por una Unidad de Veteranos de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil y otra de Reservistas Voluntarios.

Como viene siendo habitual, este punto del desfile incluirá una representación de la Asociación Española de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad (ACIME). Tres veteranos con diferentes grados de minusvalía debido a heridas sufridas en acto de servicio desfilarán en el coche de mando.

La primera agrupación a pie estará encabezada por un batallón de la Guardia Real e incluirá banderas de unidades de la Academia General Militar, la Brigada Paracaidista, la Escuela Naval Militar, la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid y la Academia General del Aire, que desfilan este año.

A continuación, les llegará el turno a un batallón de alumnos de la Armada, un escuadrón de alumnos del Ejército del Aire, un batallón de alumnos del Ejército de Tierra y un batallón mixto de la Guardia Civil.

Seguidamente, una compañía de la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid y una brigada de marinería de unidades de la Base Naval de Rota formarán el batallón de la Armada, que irá seguido por un Escuadrón del Ejército del Aire, compuesto por una escuadrilla de la Agrupación del Cuartel General y otra escuadrilla mixta con personal de las bases aéreas de Cuatro Vientos, Getafe y Torrejón.

Una compañía de la Unidad Militar de Emergencias precederá al batallón del Ejército de Tierra formado por una compañía de la II Bandera Paracaidista, por otra compañía del Regimiento 'Inmemorial del Rey n¦ 1' y, por último, por una compañía de esquiadores-escaladores del Regimiento 'Galicia n¦ 64', de la Jefatura de Tropas de Montaña. Esta agrupación finalizará con el paso de una Compañía del Grupo de Reserva y Seguridad n¦ 1 de la Guardia Civil.

La tercera y última agrupación a pie de unidades con paso específico estará formada por la VIII Bandera 'Colón' del Tercio 'Don Juan de Austria' 3¦ de la Legión con base en Viator (Almería) con su carnero y los Regulares de Melilla.

Cerrarán la parada militar las unidades a caballo que serán la Sección Hipomóvil de la Batería Real y el Escuadrón de Caballería de la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil.

MORENES LO CALIFICA DE "DIGNO" Y "AUSTERO"

Así pues, el de este año será en general un desfile muy similar al que tuvo lugar en 2012, el primero de Pedro Morenés al frente del Ministerio de Defensa, que desde el primer momento quiso imponer el principio de la austeridad en este tipo de actos.

Para el propio Morenés, se trata de un desfile "muy digno" aunque sea "austero", por lo que ha remarcado que ambos términos "no son contradictorios", ya que, a su juicio, "hay pocas cosas más dignas que la austeridad". "No sé si nos tendremos que ir acostumbrando", llegó a decir esta semana.

Una vez finalice el desfile, los Príncipes de Asturias se trasladarán al Palacio Real para ofrecer la tradicional recepción a las más altas autoridades del Estado, un acto al que está previsto que asistan más de un millar de invitados y al que ya se sumarán la Reina Sofía y la Infanta Elena.