El Senado reprueba a la ministra Delgado mientras Iglesias pide su cese

El PP ha logrado, gracias a su mayoría absoluta en el Senado, reprobar a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, cuya dimisión piden los populares por su defensa del juez Pablo Llarena en Bélgica y por su relación con el excomisario José Villarejo.

La votación ha salido adelante con 149 votos a favor de la reprobación, 82 en contra y 7 abstenciones. Al PP se han sumado los votos de Ciudadanos y Foro Asturias, tras un debate en la que se han sucedido las críticas a Delgado por su relación con el excomisario José Villarejo, en prisión por el caso Tándem.

Delgado se convierte así en la primera integrante del Gobierno de Pedro Sánchez reprobada por el Senado.

DELGADO SE DEFIENDE ENTRE GRITOS DE "DIMISIÓN"

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha respondido hoy a su primera pregunta en la sesión de control en el Senado sin entrar en la polémica sobre las grabaciones de la comida compartida con el excomisario José Villarejo, pero ha afrontado los gritos de "dimisión, dimisión" desde la bancada del PP.

Tras la pregunta, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha tenido que mandar callar a varios de los senadores, ante los gritos de "dimisión, dimisión" que se oyeron desde las bancadas populares y el barullo que se generó en el hemiciclo.

La senadora del PP Esther Muñoz se ha dirigido en numerosas ocasiones a Delgado llamándola "todavía ministra", la ha acusado de mentir, y ha finalizado su intervención instando a Delgado a que "dimita ya" y no espere a su reprobación, que se votará esta tarde.

Delgado ha sostenido que ha respetado "escrupulosamente" la independencia judicial, y es el anterior Ejecutivo del PP el que ha intentado interferir en el poder judicial "sistemáticamente". El Gobierno "no ha dado una sola instrucción a ningún fiscal, no ha llamado a ningún juez" y ha respetado siempre la independencia judicial y la autonomía del ministerio fiscal.

PABLO IGLESIAS LE PIDE QUE DEJE LA POLÍTICA PORQUE UNA MINISTRA NO PUEDE SER "AMIGA" DE UN "TIPEJO" COMO VILLAREJO

Todo ello en un día en el que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que se aleje de la "vida política"."No es aceptable en este país que haya ministros que sean amigos de tipejos como Villarejo", ha sentenciado Iglesias en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, al ser preguntado sobre si la ministra debe dimitir por las grabaciones que se están publicando con conversaciones que mantuvo con el excomisario en 2009.

El líder 'morado', que ha reconocido que la situación que se ha generado con esta polémica --en plenas negociaciones con el Gobierno sobre los Presupuestos--, es "incómoda".

"Creo que estoy siendo cristalino", ha manifestado Iglesias. "Alguien que se reúne de manera afable con una persona de las cloacas de Interior debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría parlamentaria que permitió la moción de censura", ha enfatizado el líder morado.

Iglesias ha reconocido que no ha tenido la oportunidad de hablar en privado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para trasladarle esta petición. "No he tenido ocasión de verle porque está fuera, pero ya lo estoy diciendo", ha señalado.

CARMEN CALVO: LA MINISTRA DELGADO "SE VA A MANTENER" EN EL CARGO

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado este martes que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, "perfectamente se va a mantener" en el cargo.

Las palabras de Calvo descartando la salida de Delgado del Gobierno se producen después de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pidiese a Delgado alejarse de la "vida política" porque no puede ser miembro del Gobierno alguien "que mantenga amistad" con un "tipejo" como el excomisario de Policía José Manuel Villarejo.

GRANDE-MARLASKA: "MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS, LOS IMPORTANTE SON LOS HECHOS"

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no se siente ofendido por las palabras de su compañera de gabinete Dolores de Delgado, que le tachaba de "maricón" en una conversación privada durante una comida con Villarejo y el exjuez Baltasar Garzón hace nueve años.

Marlaska aseguraba que lo importante son los hechos y no las palabras y sostenía que Delgado no tenía por qué disculparse, porque para hacerlo se ha tenido que ofender o haber querido ofender.

Lo importante es que todos aprovechen cualquier momento para "reivindicar la diversidad y la igualdad" y peleen por ello y, según su criterio, el Gobierno de Pedro Sánchez es "el Gobierno de la igualdad y la diversidad", un Ejecutivo "feminista y cohesionado" donde "hombres y mujeres" trabajan "estupendamente bien".