Sánchez dice que si Torra le habla de autodeterminación el hablará de calidad de los servicios público

Sánchez dice que si Torra le habla de autodeterminación el hablará de calidad de los servicios público

Una semana antes de la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona pocas cosas se han concretado más allá del lugar de celebración y otra cuestión que Pedro Sánchez ha dejado clara hoy: que solo está dispuesto a reunirse con Torra y no con el resto del Govern y sin establecer temas censurados a priori en ese diálogo.

Para el presidente del Gobierno, en este encuentro se puede tratar sobre cualquier cuestión y, si el presidente catalán, Quim Torra, se dedica a hablar de autodeterminación, por su parte, él hablará sobre la recuperación del Estado de bienestar.

El Gobierno de Sánchez ha rechazado hoy celebrar una minicumbre con la Generalitat en Barcelona. El encuentro, si se produce, solo será de presidente a presidente.

La comunicación oficial de la reunión del Consejo de Ministros en la Llotja del Mar se realizó anoche con sendas cartas de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo a su homólogo catalán, Pere Aragonés, y a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en las que pide la "máxima colaboración" de ambas instituciones. También señala a Aragonés que "sería conveniente" una reunión entre Sánchez y Torra, un encuentro sin la presencia de los respectivos vicepresidentes de cada Ejecutivo, como ha planteado el Govern y el propio líder de Podemos, Pablo Iglesias.

La portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi, ha insistido desde Berlín en que no quieren una reunión "cosmética", sino una para "buscar soluciones" y ha asegurado que no hay nada cerrado de momento."Más importante de quién se va a reunir con quién es con qué actitud, con qué objetivo y con qué espíritu", ha considerado Artadi.

Para Pablo Iglesias sería "bueno" que el próximo viernes 21 en Barcelona se produjera una reunión del Gobierno y la Generalitat, con la participación no solo de Sánchez y Torra, sino también de algunos ministros y consejeros. Pero la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá ha advertido a la Generalitat que la reunión en Barcelona "no es una cumbre", sino que seguirá el formato habitual de un Consejo de Ministros fuera de Madrid, que incluye una reunión de Sánchez con el presidente anfitrión, aún no concretada en este caso.

Desde la oposición todo son críticas a este posible encuentro y tanto el líder del PP, Pablo Casado, como el de Ciudadanos, Albert Rivera, cuestionan que Sánchez quiera hablar con Torra. Casado se ha preguntado "¿de qué quiere dialogar Sánchez con Torra cuando este ha pedido una solución eslovena, una guerra civil con confrontación en las calles?" y le ha recriminado que, por el contrario, no quiera hablar con el PP para aplicar el 155 en Cataluña.

Y Albert Rivera considera que habría que enviar a Torra no una carta pidiéndole una reunión sino un requerimiento previo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que serviría para tomar el control de los Mossos d'Esquadra y no volver a poner a la Policía Nacional y la Guardia Civil en el "ojo del huracán" con su desplazamiento para el Consejo de Ministros.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido no "militarizar" Barcelona con motivo de la reunión la próxima semana del Gobierno, que espera que sea un encuentro de "diálogo y distensión". Pero, de momento, lo único seguro es que se celebrará.