El Pacto contra la violencia machista despega con 200 millones y 26 medidas

Gobierno, comunidades autónomas y ayuntamientos han sellado hoy por unanimidad el Pacto de Estado contra la violencia de género, que arranca con el compromiso de una dotación de 200 millones de euros y la puesta en marcha de las primeras 26 medidas en 2018.

Lo han hecho en la Conferencia Sectorial de Igualdad, celebrada hoy en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en la que se ha ratificado el acuerdo alcanzado en el Congreso el pasado mes de septiembre, que contempla una financiación de 1.000 millones en cinco años y más de 200 iniciativas para esta lucha.

"Hoy podemos decir que culminamos el Pacto contra la violencia de género", ha enfatizado la responsable del departamento, Dolors Montserrat, que ha querido dedicar este "histórico" acuerdo a "todas y cada una de las mujeres asesinadas en España": 918 desde que comenzaron a contabilizarse en 2003, 47 de ellas este año.

De hecho, la ministra ha confirmado como un crimen machista el asesinato de una mujer en Sant Adrià de Besós (Barcelona) el día de Navidad a manos de su pareja; tras expresar su "más firme condena" por este hecho, la ministra ha enviado su apoyo y solidaridad al niño de 8 años que ha quedado huérfano y a los familiares y amigos de la víctima.

200 MILLONES DE EUROS PARA SU PUESTA EN MARCHA

El acuerdo ha sido ratificado por unanimidad, si bien su financiación ha sido uno de los puntos más controvertidos del encuentro, al que las autonomías habían llegado exigiendo una dotación presupuestaria inmediata para su puesta en marcha.

Sobre ello, la ministra ha garantizado una financiación de 200 millones en los tres primeros meses de 2018, independientemente de si se tienen que prorrogar los Presupuestos Generales del año pasado o bien en unas nuevas cuentas en el caso de que el Gobierno lograra los apoyos para sacarlas adelante.

De esos 200 millones con los que se dotará al pacto el primer año, 80 corresponden al Gobierno central, 100 serán repartidos a las comunidades, y los 20 restantes a los ayuntamientos.

Asimismo, a lo largo de todo el 2018 empezarán a ponerse ya en marcha las primeras 26 medidas que no requieren reformas legislativas, relativas a mejoras en la asistencia y protección de las víctimas, en la sensibilización y la educación y en la formación de los profesionales que intervienen en el proceso.

Medidas como modificar los protocolos de actuación entre juzgados y administraciones y mejorar los de detección precoz en el ámbito sanitario o el de la asistencia y protección a los menores, con estudios sobre su situación o la suspensión del régimen de visitas son algunas de ellas.

También se ha aprobado la creación de seis grupos de trabajo con las comunidades autónomas para coordinar acciones desde la Delegación del Gobierno contra la violencia de género sobre las medidas del pacto.

"Este pacto representa la hoja de ruta de la lucha contra la violencia de género, fruto del consenso, la unidad y la colaboración de todos", porque en esta batalla "no cabe ni la indolencia ni la indiferencia", ha resaltado Montserrat para hacer hincapié en que "es una lucha común que no entiende de ideologías". Y el de hoy ha sido "un gran paso", pero "es solo el inicio" hasta conseguir que "ninguna mujer o niña más sean amenazadas, golpeadas o asesinadas por la cobardía machista".

Montserrat ha sido preguntada por la opinión que le merecía que la mayoría de las comunidades socialistas hayan enviado a directores generales o responsables de los institutos de la mujer regionales, a lo que ha respondido que es algo que carece "de importancia", porque cada una ha justificado la ausencia de sus consejeros.

MADRID DESTACA LA IMPORTANCIA DEL CONSENSO ALCANZADO

El consejero de Políticas Sociales y Familia de Madrid, Carlos Izquierdo, ha destacado hoy la importancia del consenso alcanzado en el pacto de Estado contra la violencia de género y ha celebrado las medidas "educativas, de sensibilización y de apoyo" a las víctimas que se llevarán a cabo tras su firma.

En declaraciones antes de la Conferencia Sectorial de Igualdad en el Ministerio de Sanidad, Izquierdo ha explicado que el pacto contempla, entre otras cuestiones, concienciar a los estudiantes de primaria y secundaria contra el maltrato, coordinar las instituciones, reforzar los recursos de los centros de acogida y de emergencia y ayudar a las víctimas en la búsqueda de empleo o vivienda.

El consejero madrileño ha celebrado que todas las corporaciones locales y las comunidades hayan participado en el pacto contra el maltrato y que, además, se haya contado con asociaciones y entidades para elaborarlo.

Ha opinado que hoy es "un día de satisfacción, de trabajar en conjunto para luchar contra esta lacra que es la violencia de género" y ha dicho que, por lo tanto, "ya es hora de que se apruebe y se ponga en marcha" el acuerdo.

Preguntado por si considera que se ha tardado demasiado en convocar a las autonomías, Izquierdo ha afirmado que lo importante es que se ha cumplido con el compromiso de reunir a las comunidades antes de que finalizara el año.

Respecto a la financiación del pacto, el consejero de Madrid ha recalcado que "lo primero es aprobar el acuerdo y a partir de ahí establecer el reparto desde las comunidades autónomas".

Ahora, ha insistido, "hay que aprobarlo definitivamente y ponerse a trabajar".

VALENCIA PIDE QUE NO RESPONDA A CUESTIONES PARTIDISTAS

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consejera de Igualdad, Mónica Oltra, ha pedido este miércoles a las fuerzas políticas que traten la violencia de género como "un problema de Estado" y no como "una confrontación partidista" y ha señalado que el Pacto de Estado contra la Violencia de Género debería de tener en cuenta a la sociedad civil para no ser solo "un pacto de partidos". "En el Pacto valenciano contra la Violencia de Género intervinieron 63 entidades feministas y se tuvo en cuenta a la sociedad civil, por lo que nuestro pacto no es de partidos como el del Estado", ha apuntado en declaraciones a los medios antes de reunirse.

En la misma línea se ha pronunciado la secretaria general de la Consejería de Cultura e Igualdad de Extremadura, Inés Carreras, quien ha exigido al Gobierno que asuma "la máxima responsabilidad" en la puesta en marcha de medidas contra la violencia de género y ha subrayado que "las declaraciones políticas" deben de ir acompañadas de "hechos y presupuestos". "En Extremadura han sido asesinadas dos mujeres este año, sin embargo a nivel del Estado hemos vivido un año dramático, en el que hay en torno a 51 asesinadas y 19 huérfanos de la violencia de género. Este tiene que ser un año que nos haga replantearnos muchas cosas", ha añadido.

También ha acudido a la reunión la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Elena Ruiz, quien ha criticado "el retraso" a la hora de firmar dicho acuerdo y ha propuesto que se haga una planificación para que el Gobierno lo ponga en funcionamiento lo antes posible. "Exigimos que el Pacto que fue aprobado en el Congreso se desarrolle", ha concluido.