La policía lleva a cabo los cuatro desahucios previstos en Argumosa 11

Imagen del portal de Argumosa con los cascos azules de la ONU (Sindicato de Inquilinas de Madrid)
Imagen del portal de Argumosa con los cascos azules de la ONU (Sindicato de Inquilinas de Madrid)

Ya se han producido los cuatro desahucios previstos en Argumosa 11, en el barrio de Lavapiés de Madrid. Rosi, Pepi, Juani, Mayra y sus familias ya han sido desalojadas, según han confirmado fuentes policiales a Telemadrid. La mañana ha sido tensa en la zona, con la presencia de decenas de activistas antidesahucios, unos 200, que han intentado evitar la salida de estas cuatro vecinas de sus casas.

Las mismas fuentes apuntan que hay un total de seis detenidos, mientras que otras 26 personas han sido identificadas. Los arrestados "son personas que estaban en el portal", intentando evitar la entrada de la policía y de la comisión judicial.

La abogada y portavoz a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Alejandra Jacinto, tilda de "salvajada" el lanzamiento de estas familias en situación de vulnerabilidad y sin alternativa habitacional.

Jacinto ha relatado que tres juzgados diferentes han acordado un lanzamiento "coordinado jamás visto" en el que decreta el desahucio de cuatro mujeres y sus familias, una de ellas con dos menores a su cargo, y advertía de la posible comisión de un delito de desobediencia y resistencia en caso de oponerse al lanzamiento, tanto a inquilinas como activistas.

De hecho, un fuerte dispositivo policial ha acordonado la zona y ha velado por el cumplimiento del lanzamiento, entre gritos de 'vergüenza'. Aparte, la abogada de la PAH ha relatado que se han personado operarios de cara a tapiar las puertas.

Varias personas han procedido a quitar carteles reivindicativos que colgaban en los balcones de la vivienda y colocar videovigilancia. Ahora, tratan de negociar la retirada de los enseres, dado que los letrados de los inquilinos no han podido estar presentes en el lanzamiento mientras que los de la propiedad sí. Jacinto ha tildado de "vergonzoso" este dispositivo policial "sin precedentes" para un lanzamiento que vulnera el derecho a la vivienda y contribuye a la "especulación" inmobiliaria.

Telemadrid ha podido hablar con Pedro Aguado, uno de los propietarios de Argumosa 11, quien ha explicado su situación. "Tengo dos viviendas en Argumosa 11. Una la tengo tapiada y la otra es de renta antigua, lo cual me perjudica. El desahucio de Rosi no es mío, es de una persona que tengo tutelada, mi hermana", afirma. Aguado desmiente que los vecinos quieran pagarle un alquiler: "Eso no es verdad. Tenían un alquiler bajo y no lo pagaban. No se saben ni la renta. Rosi, que es la persona que tiene mi hermana, dice que tenía 400 euros de renta cuando tiene 500. Se meten y no pagan. Así no se puede negociar nada".

Pedro Aguado, propietario de Argumosa 11: "No pagaban la renta"

Carmena y Garrido

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha referido a los desahucios en Argumosa 11, deseando que "sean los últimos desahucios que se producen con esas características". Carmena ve "con muchísima tristeza" los desahucios porque "es importante que las personas se mantengan con sus hogares en los centros de Madrid". También ha avanzado que el 4 de marzo se resumirán por el Ayuntamiento todos los programas de viviendas que están en marcha.

"Es importante que las personas se mantengan con sus hogares en los centros de Madrid"

Mientras, la Comunidad de Madrid intentará dar solución a los vecinos desahuciados de la calle Argumosa 11 con los recursos con los que cuenta, a través de la Agencia de la Vivienda Social, como "siempre" trata de hacer con aquellas personas que "lo están pasando mal", aunque ha recordado que es el Ayuntamiento el que debe prestar ayuda inmediata. En declaraciones a los medios de comunicación, tras un acto en la Real Casa de Correos, el presidente regional, Ángel Garrido, se ha referido al caso de Pepi, una vecina que ha pedido "una solicitud de vivienda relativamente reciente" y que está en lista de espera del cupo de especial necesidad. "La previsión es que en poco tiempo, en meses, pudiera estar solucionado ese tema", ha remarcado.